Buscar

Victoria's Secret está a la venta. Otro capítulo del ocaso de la marca

Victoria's Secret está a la venta. Otro capítulo del ocaso de la marca

Text: Editores Buro 24/7


Finalmente, y tras una fuerte caída en las ventas, a las que se sumó la ola de denuncias de modelos sobre acosos sexuales sufridos por directivos de la firma, Victoria's Secret será vendida.

Lo anunció la propia propietaria de la compañía, L Brands Inc., en un comunicado difundido por la cadena Fox News.

La firma de capital privado Sycamore Brands comprará el 55% de la histórica marca de lencería, por valor de unos 525 millones de dólares. La compañía de Columbus, Ohio, mantendrá el 45% restante para "permitir que sus accionistas participen significativamente en el potencial alcista de estos negocios".

Las acciones de L Brands cayeron un 12% en las operaciones previas a la comercialización de este jueves.

Las ventas en sus tiendas disminuyeron no solo por la competencia, sino por su férrea visión acerca de qué es la belleza y quiénes sí podían acceder al ideal estandarizado que la firma comunicaba en sus históricos desfiles, con sus ángeles alados, casi siempre modelos rubias, delgadas, occidentales.

Savage x Fenty, la marca de la cantante Rihanna, de hecho, se convirtió en lo contrario a Victoria's Secret y en todo lo que está bien ahora en una marca, al abrazar los principios de la igualdad y la inclusión.

Con un modelo de belleza que sale totalmente de los cánones impuestos hasta ahora, la cantante oriunda de Barbados le dio cabida a todo tipo de mujeres, en la variedad de sus tallas, etnias y género en su último desfile, en septiembre último en Nueva York.

El declive de la casa se concretó el año pasado con las polémicas declaraciones de su ex director de marketing, Ed Razek, cuando rechazó de plano que alguna vez la firma pudiera incorporar a modelos transgénero. Sus dichos lo llevaron a renunciar y, pese a los intentos por un cambio de imagen, con el fichaje de modelos curvy, nada frenó ese descenso.

El ocaso terminó de concretarse a comienzos de este mes, cuando unas 100 modelos, entre ellas Christy Turlington y Amber Valletta, denunciaron la cultura "misógina" y de "intimidación" de Victoria's Secret, en un capítulo más para la famosa marca de lencería para la que el descenso parece no tener fin.

 

 

 

La denuncia, publicada por The New York Times, pareció ser el último episodio de la caída en desgracia de la que fue una marca aspiracional para muchas mujeres en el mundo.

En el reportaje, 'Angels in Hell' ("Ángeles en el infierno"), el periódico refiere el testimonio de varias personas que dan cuenta del comportamiento inapropiado del número uno y número dos de la firma de lencería, Leslie Wexner, fundador de la casa, y el propio Razek.

La compañía también confirmó que Wexner renunciará después de que se complete la transacción y se convertirá en presidente emérito.

 

 

El mismo día del anunció de la venta, clientas expresaron su malestar por la logística de entrega

Model Alliance, una organización que aboga por la protección de modelos, envió una carta al director ejecutivo de Victoria's Secret, John Mehas, calificando de "totalmente inaceptable" lo que describió como falta de acción de la firma para proteger a las mujeres del abuso.

 

"El tiempo de escuchar ya pasó", escribieron en la carta. "Es hora de que Victoria's Secret tome medidas para proteger a las personas de las que se benefician. Las violaciones de los derechos humanos no se detienen con un ejercicio de cambio de marca corporativo".

 

 

Deja un comentario

More