Buscar

¿Una moda ética post coronavirus?

¿Una moda ética post coronavirus?

Text: Editores Buro 24/7


Imágenes: Circular Fashion System via Instagram

El 2020 probablemente sea el año en que la moda ajuste sus cuentas con el medio ambiente.

La industria textil, cuyas emisiones de gas se calculan en 1,2 mil millones de toneladas de CO2 por año, según estimaciones de Greenpeace, quizás encuentre en la crisis mundial que desató la pandemia de coronavirus una oportunidad para repensar también la gestión de sus desechos, no solo de su negocio.

Ello, aunque falten diez años para que se cumplan los plazos establecidos en agosto del año pasado en el Fashion Pact, en la cumbre del G7. En ese acuerdo, 32 empresas que representan cerca de 150 marcas de moda se empeñaron en reducir las emisiones de gas hacia el 2030. De acuerdo a Naciones Unidas, quedan 10 años para tomar cartas en el asunto si se quiere realmente limitar los efectos de calentamiento global.

El Fashion Transparency Index, 

el índice de transparencia de la moda que supervisa a 200 de las más grandes marcas de moda, escogidas por su facturación anual de más de 500 millones de dólares, también surge como una iniciativa próspera, al funcionar a partir de datos de gobierno, detección de la cadena de aprovisionamiento, condiciones de trabajo dignas en los puestos de desempeño y acciones en beneficio del clima. El informe de 2019 detectó a AdidasReebok y H&M entre las marcas líderes en el sector de transparencia.

Sostenibilidad, la palabra clave

La actual crisis por el coronavirus puede que acelere las buenas intenciones.

Para Elaine Rich, experta en marketing por la Universidad Caledonian de Glasgow, Escocia, la pandemia puede ser la que desate un verdadero cambio en la moda.

En un artículo publicado en el sitio The Conversation, Rich considera que "la industria de la moda debería aprovechar este momento y el sentir común para demostrar su liderazgo constructivo en la economía global".

"Debería usar su propio poder para ayudar a cambiar nuestra relación con la indumentaria en algo equitativo y sostenible a largo plazo", sostuvo en el artículo Indumentaria ética: los consumidores están listos para el cambio.

Para Rich, la palabra clave es "sostenibilidad", algo que una ola de protestas de consumidores, poco antes de la pandemia, había puesto de relieve a través del grupo Extinction Rebellion y por la joven activista sueca Greta Thunberg. 

Se trata del mismo grupo que hizo la performance de un funeral durante la London Fashion Week 2019, al denunciar a la industria de la moda como el segundo sector contaminante del medio ambiente, luego del petróleo.

 

 

Deja un comentario

More