Buscar

La dictadura de los talles es lentamente combatida

La dictadura de los talles es lentamente combatida

Text: Editores Buro 24/7


Algunas cosas están cambiando en el mundo de la moda y los talles de las prendas: aunque hasta hoy se estima que solo el 7% de la indumentaria femenina en tiendas cuentan con talles que superan el 50, una nueva empresa decidió incluirlos como un modo de apostar a la innovación y la inclusión.

Se trata de Universal Standard, una "start up" ubicada en Nueva York y creada por dos amigas, Polina Veksler y Alexandra Waldman, quienes no lograban tener un día exitoso de "shopping"; una de ellas tiene talla 56.

 

 

 

"El futuro le pertenece a un mundo en el que cualquiera pueda encontrar un vestido que ama", explicaron a la prensa estadounidense.

La iniciativa tiene, a priori, el éxito asegurado, si se piensa que en Estados Unidos los índices de obesidad son cada vez más altos.

Lo habitual, hasta ahora, ha sido que las etiquetas ignoren a mujeres fuera del estándar comprendido entre los talles 38 y 48 (o de "0 a 12", en la medida estadounidense). 

Pero esa falta de inclusión está siendo combatida desde las redes sociales, algunas marcas y también modelos curvy.

 

 

 

Veronica Beard, Zac Posen, Michael Kors y la cadena de grandes almacenes Nordstrom están modificando las estrategias para pensar más allá de los "moldes", en tanto que Instagram modelos e "influencer" como Ashley Graham y Tess Holliday están transformando el mensaje.  Existen jeans y playeras para las mujeres con curvas, sí. Y también una moda que las invita a inspirarse y sentir su cuerpo como algo natural y no como un problema.

La dictadura de los talles es lentamente combatida (фото 1)

Universal Standard se propone revolucionar la dictadura de talles

La actriz Gwyneth Paltrow se sumó a los inversores de esa iniciativa. Y en abril el duo Rodarte creó una colección para Universal Standard destinada a mujeres con tallas desde la extra "small" hasta la ultra "large". 

Otro ejemplo es el de Veronica Beard, quien utilizó de manera creativa una queja de la "influencer" Katie Sturino, quien el año pasado, desilusionada por una falda de Diane von Fustenberg que no le entraba, lanzó el hashtag #MakeMySize. La firma lo incorporó y por estos días se agotaba en negocios esa colección que resultó pensada para todas las tallas de la firma.

 

 

Deja un comentario

More