Buscar

Subastan el vestido que Lady Di llevó la noche que bailó con John Travolta

Subastan el vestido que Lady Di llevó la noche que bailó con John Travolta

Text: Editores Buro 24/7


Uno de los vestidos más recordados de Lady Di, el diseño de Victor Edelstein que lució en la gala organizada por el expresidente de Estados Unidos Ronald Reagan y su esposa, Nancy, cuando la desaparecida princesa bailó Saturday Night Fever junto al actor John Travolta, será subastado por tercera vez.

La venta, a cargo de Kerry Taylor Auctions, será el 9 de diciembre próximo en Londres, con un valor estimado entre los 300 mil  y 450 mil dólares.

El vestido, que la madre de los príncipes William y Harry llevó en noviembre de 1985, fue subastado primero en 1997, dos meses antes de que Diana de Gales falleciera en el accidente automovilístico en el Puente del Alma, en París. La subasta había tenido por fin recaudar fondos para distintas entidades que trabajaban en la lucha contra el sida.

 

 

 

Lo compró la empresaria Maureen Dunkel, de Florida, Estados Unidos, por un valor cercano a los 120 mil dólares. La misma mujer lo puso en subasta en 2011, al declararse en quiebra. Fue dos años después que lo adquirió un hombre por casi 300 mil dólares, como obsequio para su esposa.

"Este es posiblemente su vestido más icónico. Las fotos de ella bailando sobre la pista con un apuesto John Travolta en la casa Blanca causaron sensación en aquel momento, y todavía hoy se recuerda",  dijo Lucy Bishop, encargada de evaluar y catalogar piezas que se subastan en Kerry Taylor Auctions, al periódico Daily Mail.

El otro traje que compuso una de las fabulosas imágenes de la intensa vida de Lady Di acaso sea otro modelo en color negro, llamado por la prensa "el vestido de la venganza".

Subastan el vestido que Lady Di llevó la noche que bailó con John Travolta (фото 1)

El "vestido de la venganza" es el otro traje icónico de Lady Di

Fue en junio de 1994, cuando el príncipe Carlos admitió públicamente al canal inglés ITV su relación con Camilla Parker Bowles, la tercera en discordia en su matrimonio.

"Fui fiel hasta que tuve claro que nuestro matrimonio estaba irreparablemente roto", dijo el futuro rey de Inglaterra en el programa Carlos: la persona privada, el papel público. Ofreció sus excusas: y se excusó: "Lo que me ha pasado a mí le ocurrió a la mitad del país".

Ese mismo día, Diana estaba invitada a una fiesta de la revista Vanity Fair, a donde decidió asistir sola. Escogió un vestido que llevaba tres años guardando, según declaró su diseñadora, la griega Christina Stambolian.

No lo había usado hasta ese momento porque lo consideraba demasiado sexy para el protocolo de la realeza", contó.

Estrenarlo ese día fue una manera de revelarse ante la Corona y sobre todo a su marido. El vestido era una afrenta a por lo menos tres reglas del protocolo de la familia real británica: llevar negro -solo reservado para mostrar luto-, exhibir las piernas y lucir los hombros al descubierto.

Con el modelo que ahora saldrá a subasta, Diana de Gales también había roto algo del protocolo, que exigía recato en el vestir.

El vestido, azul marino, era ajustado, dejaba también los hombros al desnudo y la falda abría en vuelo desde las rodillas. El modelo lo usó al menos en otras dos ocasiones. Y volvió a usarlo por última vez en 1997, el mismo año de su muerte, para la lente de Lord Snowdon. El ex marido de la princesa Margarita, que era fotógrafo de profesión.

Pero el vestido quedará inevitablemente ligado a esos 20 minutos durante los que Lady Di, la mujer más fotografiada del planeta, y el actor del momento bailaron sobre la pista, noche que la misma estrella de Hollywood no dudó en calificar como un "cuento de hadas". Igual que el vestido.

 

 

Deja un comentario

More