Buscar

SIN FASHIONISTAS EN NUEVA YORK

SIN FASHIONISTAS EN NUEVA YORK

Text: Editores Buro 24/7


El mes de la moda comenzó y sin duda es uno de los más extraños que estamos enfrentando. Empezando por la Semana de la Moda de Nueva York, donde las colecciones primavera / verano 2021 estarán en las pasarelas, en su mayoría virtuales. Con todo, esa innovación tras pandemia no detuvo totalmente el sistema de la moda, donde lo mismo aparecieron algunos invitados para animar el estilismo la Gran Manzana.

El gobernador del estado, Andrew M. Cuomo, permitió el evento fashionista con varias medidas sanitarias, como el control de temperatura y pruebas para la admisión, personal limitado y cara cubierta siempre con cubrebocas. Para desfiles en el exterio, el cupo se limitó a 50 espectadores y en interiores con capacidad al 50% y sin público.

Con los fotógrafos de street style en su mayor parte fuera del juego -uno de los negocios de moda más afectados por la pandemia, como recuerda Bustle- y las primeras filas vacías, la búsqueda por dar con una buena imagen fracasó en la New York Fashion Week. La moda antes de la pandemia veía a las modelos en las calles, conocedoras de cómo crear un outfit, para que los fotógrafos las captaran allí. Con el coronavirus, las únicas tomas posiobles son las de los set.

Otra ausencia son las influencers, en especial aquellas que sabían darle un giro excéntrico a los estilismos en el Spring Studios, para animar redes sociales y portadas, y dar pistas o enseñar cómo se lleva un look.

Quizás su ausencia obligue a que el público sea más auténtico y pruebe sus propios outfits, prescindiendo de las referencias o dictados de moda.

 

 

 

Los desfiles fueron limitados y no quedó más remedio -a falta de fashionistas en las calles- que echar a andar la imaginación sobre cómo llevar esas botas gruesas que este año despuntan o cómo combinar el blazer, sobre todo de piel, como se lo está viendo.

Este año, la pasarela neoyorquina tuvo grandes ausente, como Marc Jacobs, Michael Kors,Tory Burch o Brandon Maxwell.

Por lo pronto, queda claro que deberemos recuperar aquel jean recto que dejamos en el fondo del closet, porque los percheros de temporadas anteriores nos dijeron que solo el skinny tenía cabida. Pues no, ya no solo. Y si se trata de apuestas, quizás debamos hacernos con un vestido de punto de manga larga.

El encargado de abrir la pasarela fue Jason Wu, con una treintena de invitados esparcidos estratégicamente en el Spring Studios.

"Creo que el mundo necesita belleza y optimismo", dijo el diseñador a la agencia AP tras la presentación con tema de playa, con tonos amarillos, naranjas y rosados tropicales.

"La Semana de la Moda de Nueva York no está acabada. Es fuerte. Estamos aquí, todos podemos estar seguros, estar reunidos y celebrar", dijo. Habrá que creerle.

 

Deja un comentario

More