Buscar

La modelo china del polémico aviso de D&G, caída en desgracia

La modelo china del polémico aviso de D&G, caída en desgracia

Text: Editores Buro 24/7


La modelo china que protagonizó el polémico video de la fallida campaña publicitaria de Dolce & Gabbana, en el que la marca ridiculiza la cultura de China, tiene la carrera arruinada desde ese episodio, dijo, al romper el silencio a dos meses de ese error que le valió las críticas de su país y el fin de su trabajo.

"Me siento muy culpable y me avergüenzo", escribió Zuo Ye en su cuenta de Weibo, el Twitter local. Y agregó que "jamás habría mostrado desprecio" hacia su país ya que siente "orgullo representándolo en la pasarela".


"Nuevamente le pido disculpas a mis compatriotas", escribió, al asegurar que se propone mostrar a su país "con una mejor luz".
La modelo, que tiene poco más de 20 años, aparecía en los videos publicitarios de la firma italiana que promocionaban el evento de "The Great Show", que se iba a realizar en noviembre en  Shangai, y que debió ser cancelado a causa del malestar que generó en sus ciudadanos, que terminó en boicot hacia la marca y el dúo de estilistas.

Los videos publicados en Weibo mostraban a Zuo mientras comía platos italianos, pizza, spaghetti y cannoli (arrollados dulces), con los tradicionales palillos chinos. Mientras, una voz masculina en "off" daba consejos a la modelo sobre cómo comer con los palillos, jugando con el doble sentido y el mal gusto. Para muchos se trata de un caso de racismo, incluso de sexismo, en un momento en que la joven intentaba comer el "cannolo". "Es muy grande para ti?", preguntaba maliciosamente la voz masculina cuando la modelo intentaba llevarse el arrollado a la boca.

Pero lo que más causó malestar en el pueblo chino fue que Zuo aceptó dinero "extranjero" para "denigrar a su país", como dijeron en la redes sociales. Ahora, la joven dice que ese aviso publicitario "casi arruinó por completo" su carrera.

Zuo relató que en los días anteriores a la filmación le habían dicho que en la filmación debía seguir las indicaciones del equipo. Ella manifestó desacuerdo, dijo, pero le dijeron que debía "hacer un esfuerzo". Además, por ser una "modelo común" no tenía derecho de ver el trabajo terminado o de objetar su contenido, se defendió.

 

Deja un comentario

More