Buscar

La crisis de las marcas de lujo

La crisis de las marcas de lujo

Burberry, LVMH y Prada sufren la era digital, mientras la industria se alenta


Imagen: IMAXTREE

Disminuye la demanda de productos y bienes de la industria de lujo y algunas de las marcas de moda más importantes están sufriendo las consecuencias.

La industria de la moda fue una de las únicas que salió casi intacta tras la crisis mundial del 2008; esto por el gran crecimiento por el que estaba pasando en esa época. Sin embargo, fue una de las que más ha sufrido la transición digital. Aunque este movimiento haya surgido hace más de 10 años, todavía muchas marcas no han logrado cruzar la línea por completo y aprovechar este nuevo mundo. 

La relación entre marcas y consumidores ha cambiado mucho en estos últimos años, ya que ahora la tecnología juega un papel muy importante. Aunque hace un año las ventas se veían influenciadas únicamente en un 20% por el mundo digital, hoy en día el impacto de esta innovación es de al menos tres cuartos del consumo en marcas de lujo. 

La moda era una industria que evitaba los cambios a toda costa y un tanto conservadora; por lo que hacer la transición fue un poco difícil. Burberry fue una de las primeras marcas en declarar que iba a participar en las nuevas tecnologías e innovaciones para empujar la empresa hacia adelante. Desgraciadamente, este año publicaron que sus ganancias se caerán  mucho para finales de este mismo año. A pesar de que una de las razones sea la gran amenaza económica bajo la que está Europa actualmente, provocando menos interés en marcas de de lujo,  la era digital está dificultando el crecimiento de marcas como Burberry. 

LVMH también está sufriendo de la ralentización económica tras haber analizado su crecimiento de los últimos años y haber publicado, recientemente, que las ventas líder de la compañía perdieron pronóstico en las últimas semanas de abril. Declararon que la baja demanda de productos de moda de lujo es provocado porque los turistas están gastando menos en ciudades como París y Londres. 

Desgraciadamente, la marca que está recibiendo los golpes más fuertes es Prada. Por un lado, la marca italiana, está viviendo las consecuencias que ellos se buscaron al atrasarse en la digitalización. Prada fue una de las marcas de lujo de moda que más se negaron al cambio de plataforma y a la nueva relación entre consumidor y marca. Se lo cuestionaron diez años después que el resto de la industria y hoy en día los consumidores ya no compran si no tienen un movimiento activo en redes sociales, páginas accesibles y una buena conexión con el mundo digital. 

Las tecnologías avanzan día con día y los consumidores de lujo quieren siempre estar en la última moda; eso por eso que todas las marcas, tanto de lujo como de moda rápida, tienen que estar actualizadas y proponiendo innovaciones para que sus consumidores encuentren este balance entre productos de lujo de moda de la mano con la más nueva tecnología.

More