Buscar

Burberry anuncia el fin de la incineración de sus piezas

Burberry anuncia el fin de la incineración de sus piezas

Text: Editores Buro 24/7

Después de las críticas, Burberry inicia senda ambientalista

La marca del lujo británica Burberry anunció que abandonará su práctica de quemar los productos que no vende, cuya destrucción afectó severamente en 2017 las ganancias de la etiqueta, pero también su reputación e imagen de marca, con la avalancha de críticas que recibió en las redes sociales por un modo de proceder no sostenible, del que las firmas de moda comenzaron a rehuir.

La destrucción de prendas, accesorios y perfumes se estimó en 32 millones de euros, informó la compañía en julio pasado en su reporte anual de pérdidas y ganancias.

Pero además de anunciar que ya no quemará sus productos, también comunicó que dejará de utilizar pieles en sus creaciones, como ya lo hicieron las casas Versace, Gucci, Michael Kors, Calvin Klein, Armani y Jimmy Choo.

La etiqueta británica quemaba sus restos de colección con el objetivo de proteger la marca de reventas a precios inferiores y de las copias ilegales.  La firma aseguraba que ese proceso no implicaba contaminación, puesto que la quema se empleaba para producir energía. Sin embargo ello no encajaba con el plan del año pasado de compromiso con el medio ambiente.

"El lujo moderno significa ser social y ambientalmente responsable", dijo el el director ejecutivo de Burberry, Marco Gobbetti, en el comunicado en que anunció las medidas. "Esta creencia es fundamental para nosotros en Burberry y es clave para nuestro éxito a largo plazo. Nos comprometemos a aplicar la misma creatividad a todas las partes de Burberry como hacemos con nuestros productos", agregó el escrito.

A lo largo de los años, Burberry usó pieles de conejo, zorro, visón y mapache asiático en sus prendas. El proceso, se dijo, será gradual para dejar de hacerlo. La ONG PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) saludó la decisión.

Quienes deseen posicionarse como marcas relevantes "no tienen más remedio que dejar de usar pieles robadas a los animales para sus abrigos, cuellos y puños", dijo la organización ambientalista, según reportó la BBC.

En el mes de abril, el Times denunció que productos de Burberry habían sido destruidos y reducidos a cenizas en 2017, por un valor de 34 millones de euros. 

La práctica de quemar lo producido y no vendido no es nueva. La cadena sueca H&M admitió también que lo ha hecho, para tutelar "la propiedad intelectual" de las creaciones contra la adulteración y ventas por fuera del circuito comercial legal.

 

 

Deja un comentario

Descarga más