Buscar

La gala del MET celebró el artificio y lo antinatural

La gala del MET celebró el artificio y lo antinatural

Text: Editores Buro 24/7


La moda al fin tuvo su esperada fiesta, como todos los primeros lunes de mayo de cada año, en la gala anual del Instituto del Vestuario del Museo de Arte Metropolitano del METcita para recaudar fondos para esa entidad y una gran oportunidad para que las celebrities se exhiban y se confirmen -o no- estrellas.

Esta vez la temática elegida por la editora Anna Wintour, antifriona desde 1995, fue Notas sobre lo 'camp', inspirada en el ensayo homónimo de Susan Sontag, donde la escritora estadounidense se refirió a la moda del artificio y la exageración.

 

 

Eso mismo, lo antinatural llevado hasta sus bordes, fue lo que se celebró este lunes último, cuando Lady Gaga, otra de las anfitrionas, consiguió lo que parece buscar en cada alfombra roja -rosa en este caso-: ser la reina indiscutida en materia de llamar la atención.

 

 

 

La llamada nueva reina del pop (así la apodan medios estadounidenses, aunque Madonna, histórica soberana en ese rubro jamás anunció que había cedido su corona) fue de las primeras en llegar al MET. Dejó la vara alta, con un aparatoso vestido fucsia de Brandon Maxwell. Con ayuda de asistentes con paraguas, se lo quitó para lucir otro debajo, negro y menos voluminoso, del que también se desprendió, con pose de sorpresa y mirada atónita, favorecida por sus eternas pestañas de colores de artificio. Entonces quedó con un tercer modelo, negro y ajustado, que también se quitó. Al final, quedó con un look total black conformado por un conjunto de lencería, medias de red y botas de plataforma.

Además de Wintour y Lady Gaga, los anfitriones se completaron con Alessandro Michele, de Gucci (maison que ha hecho de la exageración su marca registrada), la tenista Serena Williams y el cantante Harry Styles.

 

 

Katy Perry se esmeró en llamar la atención, vestida de candelabro. Pero sobre todo consiguió estar incómoda, a diferencia de la intérprete de "Bad Romance", quien se desprendió de su aparatosidad no más al llegar.

 

 

Williams llevó un vestido amarillo con "hojas otoñales" y zapatillas Nike, y la mencionada Lady Gaga. Jared Leto, vestido de Gucci, llegó con una máscara de sí mismo en la mano (un recurso que la marca usó el año pasado con sus modelos al presentar la colección otoño-invierno 2018). Lucy Boynton,de melena teñida de azul para la ocasión, mostró un estilo fairy tale con aplicaciones brillantes alrededor de sus ojos y en la punta de las pestañas, de las que se encargó de hacer también su marca registrada en otras alfombras rojas.

 

 

 

Entre los presentes estuvieron también los habitués de otras galas, como Gigi y Bella Hadid, Jennifer Lopez, además de Celine Dion, Billy Porter, Sophie Turner y Joe Jonas y Kate Moss, entre un total de 600 invitados.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

More