Buscar

Navidad en mayo…

Navidad en mayo…

La unión hace la fuerza


Imagen: Instagram

Cada vez que me pongo a fantasear en como sería mi lugar ideal en el mundo, es un híbrido entre muchas cosas: Mi gente de México, mi departamento en Singapur, el clima y restaurantes de Barcelona, el shopping de París, los peluqueros de Bangkok, la vida cultural de Nueva York...en fin. Podría seguir armando este frívolo lugar imaginario de mis sueños, pero creo que no es un buen momento para frivolizar. No con lo que está pasando ahí afuera.

La semana pasada elaboré un poco alrededor del tema de la envidia y lo nociva que es. Esta semana me gustaría no pensar en un lugar ideal para mi, sino en uno para todos. Está cabrón, ¿verdad? Este pensamiento me vino por el tremendo y doloroso incidente en el concierto de Ariana Grande, que se ha sumado a una larga lista de incidentes igualmente horrendos en el mundo. Y sí, no puedo evitar pensar que no estamos bien. Y generalizo, porque el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Aunque los mexicanos seamos de los pueblos más gentiles con los fuereños, no lo somos con los de nuestra misma raza, pero de diferente posición social. "No te vas a casar con ese muertodehambre", "¡Ay, pobrecita! Es que nunca ha viajado..." y ya ni mencionar como se trata a la gente de bajo nivel social. También esto es discriminación, también esto es intolerancia. También esto genera odios y revoluciones.

Ayer, aquí en Singapur, mientras hacía cola para pedir mi café en Starbucks, a un lado mío estaban un grupo de niñas de unos 10 años, que acababan de salir del colegio. Había una malaya, una china, una inglesa y otra de una nacionalidad que no distinguí bien. El grupo se lo estaba pasando fenomenal. Para este grupo de niñas no había razas, había personas, cariños y coincidencias.

Navidad en mayo… (фото 1)

Sí, yo también he sufrido el gusanillo de la discriminación y he discriminado, pero casi siempre por falta de seguridad en mi mismo y no por intolerancia. Tengo amigos de todas razas y resulta que solo recuerdo que tienen la piel oscura o los ojos rasgados cuando ellos mismos lo sacan a colación. Creo que podríamos empezar a generar alguna clase de energía de cambio si viéramos más a la persona detrás de la fachada, de la etiqueta.

Sí, me gustaría que fuera Navidad ahora, en Mayo para poder pedir ese deseo. Que se rece a quien le conforte el alma a cada quien. Que los colores de la piel en la gente sean como las partes de nuestro cuerpo: que algunos nos gusten más o menos, pero que al final todas forman parte de un todo. Que las diferencias sociales no sirvan para discriminar, sino para comprender la naturaleza de otro, y que funcione en ambos sentidos. Que los países sean como primos: con unos te llevas de putamadre y hay otros que no tragas, pero igual forman parte de tu familia y al final pueden sentarse a la misma mesa.

Navidad en mayo… (фото 2)

Esta semana no estaba de ánimo para hablar mucho de moda y de los extraños seres que la habitamos. Hoy, es más grande que eso y creo que, los extraños seres que habitamos este mundo, necesitamos iniciar pequeños cambios. Minúsculos quizá, pero que ojalá se vuelvan una bola de nieve que redunde en un cambio grande en un futuro. Una de las cosas que más me tocó el corazón del discurso que dio el esposo del policía muerto en el atentado en París el pasado abril, fue la frase: "No tendrán mi odio". Esto es muy poderoso. Esto es el inicio de un gran cambio. No demos odio a los asesinos, porque eso los hace fuertes y nos carcome a nosotros. Mandemos amor a los que sufren y compasión a los que causen sufrimiento. Ese tendría que ser el ejercicio... y a ver que pasa. Quien quite y comience a descender este espanto que vivimos en el mundo. 

Navidad en mayo… (фото 3)

Artículos relacionados

Selección Buro 24/7

More