Buscar

Del campo a la ciudad, una latina en las grandes ligas de la moda

Del campo a la ciudad, una latina en las grandes ligas de la moda

Entrevista a Gabriela Hearst


Imagen: Fotos: instagram

Gabriela Hearst es una diseñadora reconocida a nivel mundial por su originalidad y sensibilidad para hacer que las mujeres se sientan cómodas y femeninas al mismo tiempo. Esta exitosa emprendedora latina, nos cuenta un poco de su nueva marca.

Tenías una marca exitosa que se llama Candela y hace un año lanzaste una marca nueva. ¿Por qué decidiste empezar este nuevo capítulo?

Empecé "Candela" muy joven, en mis veintes, era una marca contemporánea. En el último par de años me di cuenta que cuando pensaba en ropa pensaba en hacer las cosas con la mejor calidad posible y no puedes hacer que una marca con cierto rango de precio, pase a otro rango; así que creamos algo totalmente nuevo y creo que “Gabriela Hearst” refleja mucho mejor donde estoy hoy como mujer, en qué creo y que quiero hacer en general.

¿Cómo ha cambiado tu manera de concebir el diseño en estos 10 años?

Lo principal es que ahora tengo mucha más confianza de expresar exactamente lo que quiero y cómo lo quiero. Yo diría que “Gabriela Hearst” es una visión más completa; es lo que yo creo que deberíamos de estar sacando al público.

Hay una nueva ola de mujeres brillantes en Estados Unidos haciendo moda nueva que manifiesta una feminidad moderna. Me refiero a diseñadoras como Rosetta Getty y Rosie Assoulin. ¿Tú crees que tienes algo similar con estas diseñadoras o eres completamente independiente y sigues solo tu visión?

Bueno, todas somos mujeres, y estas diseñadoras son muy talentosas así que es un honor para mi que me relacionen con ellas. Creo que cada una tenemos nuestro estilo característico y cada una estamos tratando de decir algo diferente con nuestra ropa. Pero definitivamente el punto es que las tres somos muy apasionadas con lo que hacemos. Cada mujer tiene un punto de vista especial cuando una diseña ropa para otras mujeres; todas crecimos en diferentes lugares, por ejemplo, yo crecí en Uruguay, por eso cuando se trata de mi ropa yo combino lujo con elementos rústicos, así que puedes sacar a la mujer de su país, pero no el país de la mujer.

Ahora hablemos de esta nueva tendencia de moda americana. ¿Tú crees que es un fenómeno moderno?

Yo solo puedo hablar de lo que yo estoy haciendo, que es pensar el proceso entero y después con materiales hermosos combinarlos con diseño y funcionalidad. Quiero que mi ropa sea funcional, que el abrigo te proteja realmente del frío. En este mundo extraño en el que vivimos viajamos mucho, y quiero que la ropa se adapte, quiero que dure y que no sea desechable, no me gusta comprar y tirar, quiero que la gente compre mi ropa y se lo quede, así crecí yo.

¿Crees que las mujeres están cansadas de la ropa con proporciones raras? Tal vez, ya solo quieren piezas simples para su vida diaria. ¿Podría ser esta la razón detrás de la nueva tendencia en la moda?

Creo que las mujeres están haciendo mucho, trabajamos y hacemos muchas cosas, la ropa tiene que comunicar ese sentimiento. Las mujeres se quieren sentir fuertes y cómodas pero sin perder su lado atractivo. No quiero usar la palabra "simple" porque se puede traducir en algo que no necesariamente queremos.

 ¿Lo podemos llamar funcional?

Puede ser, o "bien pensado", pero también no se trata de ropa que diga "yo, yo, yo, véanme a mi" todo el tiempo. Se trata de entender cuando alguien ha tomado una decisión inteligente de lo que trae puesto porque está bien hecho, tiene buenos materiales y protege.

¿Crees que hay una gran diferencia entre tu estilo personal y el estilo de la mujer que presentas en tu colección?

Bueno, nuestro proceso de diseño es siempre colaborativo. En general nuestra visión muestra lo que pensamos y un estilo que yo usaría. Yo tengo un punto de vista, pero eso no significa que la mujer que voy a vestir tenga el mismo. Trato de mandar un mensaje claro, pero nosotros solo podemos hacer hasta cierto punto... No hay nada en mi colección que no usaría yo, todo lo que sale a la venta yo me lo pondría. Si yo no lo usaría o compraría entonces no lo apruebo.

Encontré una cita de una entrevista tuya en la que dices: "Me siento cómoda cuando algo no es perfecto". ¿Qué tipo de imperfecciones te gustan cuando estás creando tu colección?

Me gusta que las cosas tengan un lado rudo. Si tocas el material de esta falda puedes sentir que bonita y suave es, pero también tiene estructura y drapeado, después tiene un lado crudo y el patrón es un poco flojo. No puedes mantener la perfección cuando tienes una vida activa y yo no creo en la perfección; creo en tratar de obtenerla, pero no creo que exista.

Tu estilo es muy minimalista y urbano pero con un sentido poético, también usas elementos rústicos ¿Cómo balanceas entre minimalista y poético?

Pienso mucho sobre esto, cuando empiezo a diseñar lo primero que me viene a la cabeza es una imagen muy clara, una silueta, una idea. Luego hago bocetos y hablo con el equipo y desarrollamos la idea, creo que lo que estoy haciendo es abstraer. Agarro todo como lo veo exactamente y luego le agrego carácter, no quiero que la ropa sea aburrida o unidimensional, así que primero necesito ver el propósito de la pieza y después le agrego personalidad.

¿Qué rol juega el tejido en tu trabajo? Sé que usas muchos tejidos.

Los tejidos son muy importantes para mí, tengo que agradecer a mi esposo por ayudarme a entenderlo, se veía muy obvio desde afuera. Heredé de mi padre un rancho de ovejas y ganado en Uruguay y del lado de mi madre soy la sexta generación de rancheros. Siempre hemos producido y vendido lana de merino así que siempre he visto como se hace, vendemos miles de kilos de lana. Luego yo compraba madejas en Italia para hacer un suéter, así que mi esposo me dijo: "Porque no usas tu lana para hacer los suéteres?" entonces ahora tomamos lana de nuestro rancho y la mandamos a procesar para luego hacer suéteres en Uruguay.

Y entonces se vuelven realmente auténticos...

Justo estamos haciendo una película de eso, mi esposo la está haciendo con el propósito de generar entendimiento del proceso. Todo mundo habla de "de la granja a la mesa" y ésto ayuda a entender de dónde viene la comida, cuando vives en la ciudad se te olvida de donde viene la comida y con la lana es lo mismo- pensar de dónde viene tu ropa, de dónde viene la lana que se usa para hacerla, de qué lugar y cuál es el proceso alrededor.

Hay diseñadores que hacen bocetos y luego hay diseñadores que construyen patrones. ¿Qué haces mejor tu?

Yo puedo hacer bocetos pero no son perfectos, me puedo comunicar con dibujos, soy bastante buena para expresar una idea con un dibujo y después explicarlo. No tengo un entrenamiento técnico en construcción de piezas así que me rodeo de personas con mucha técnica y colaboramos. A veces puede ser un obstáculo y tengo que esforzarme para comunicar lo que quiero. Me gustaría tener una educación formal al respecto aunque creo que después de 10 años ya tengo una buena idea.

¿Cómo trabajas con las telas? ¿Qué tratamiento les das y cuáles son tus favoritas?

Me emociona mucho hablar de telas y materiales, buscar diferentes, tocarlas y discutir tendencias. Puedo empezar a pensar en la ropa y como la quiero hasta que encuentro el material, me gustan las cosas suaves al tacto así que tiendo a escoger chiffon de seda o un cashmere muy delgado, me gustan las franelas de lana y todo lo que es bueno para usar en capas. Cuando vamos a escoger la tela, dedicamos mucho tiempo al proceso de ir descubriendo y encontrando el balance, porque a veces piensas en la silueta primero. Es un poco cómo escribir una canción, qué escribes primero: la música o la letra? Todo depende de quién eres, es diferente para cada quien, a veces tengo la silueta primero y después busco la tela perfecta para esa silueta.

¿Qué tan interesada estas con lo que está pasando en la industria de la moda y todo el ruido alrededor? ¿Sigues las noticias? Por ejemplo, últimamente se habla mucho de directores creativos dejando casas de moda importantes.

Creo que es muy interesante lo que pasa y lo que la gente trata de comunicar. Yo pasaba mucho tiempo cuestionando: ¿Es esto lo que quiero hacer o no? Hasta que decidí que quería ser muy buena en lo que hacía y sigo tratando de lograrlo, tratando de ser tan buena como pueda ser en mi trabajo. Éste es el medio que escogí para comunicarme y trato de que el mensaje venga de la ropa. Este es un negocio y estamos vendiendo un producto pero también estamos vendiendo un mensaje. Creo que ahora la gente pone mucha atención en la moda, más que nunca, así que la moda es un gran vehículo para comunicarte con las personas. Los diseñadores de las grandes casas de moda tienen la responsabilidad de hacer ropa espectacular y eso es maravilloso y también tienen que asegurarse que están transmitiendo el mensaje correcto porque la gente les está poniendo atención.

Me interesa saber cuales son tus ambiciones, tal vez las menos obvias. ¿Puedes verte haciendo tu propia línea y dirigiendo una gran casa de moda al mismo tiempo?

Estoy siempre abierta a mejorar en lo que hago, creo que lo que me atrae mucho de diseñar para otras casas es el acceso a la mano de obra y nivel de artesanía que ellos tienen. Cuando eres un diseñador pequeño tienes que hacer todo tú y haces todo por conseguir a las personas correctas, así que el proceso es un poco más complicado, pero cuando estás en una gran casa tienes acceso a sus talleres, así que puedes tener una idea en la mañana y en la tarde verla físicamente. Nuestras líneas de trabajo son mucho más lentas porque no tenemos esas facilidades. Me da curiosidad ver qué podría hacer si tuviera acceso a todo eso. Pero nosotros hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos.

¿Tú crees que la industria de la moda está un poco monopolizada por hombres? Parece que la mayoría de los directores creativos de las grandes casas de moda francesas son hombres.

No es solo en la moda, es duro para las mujeres en todas las industrias, nosotros tenemos hijos y otras responsabilidades. Somos iguales pero al mismo tiempo diferentes. Creo que debemos de ser apreciados al mismo nivel, pero por ser diferentes, tal vez deberíamos de ser más apreciadas (se ríe). Un poco más porque hacemos mucho más.

¿Entonces crees que hombres y mujeres deberían ser iguales?

Si, somos iguales, pero tal vez nosotras somos un poco más (se ríe). Súmale un veinte por ciento más.

Generalmente Uruguay y Latino America son países más conservadores en términos de relaciones entre familia, ¿Qué opinas?

Si son, pero al mismo tiempo mi país es muy progresista. Somos el octavo país que le dio a las mujeres el derecho de votar, siempre hemos sido muy progresistas y como somos un país chiquito podemos experimentar con ideas y conceptos y llevarlos al siguiente nivel. Creo que todo es acerca del talento y no de qué género eres; cuando busco a una persona me fijo que sea la persona adecuada, sin importar su género. Estos hombres talentosos de las grandes casas de moda tienen que dedicar su vida a su trabajo, pero las mujeres lo pueden hacer también, por ejemplo, Phoebe Philo, Stella McCartney, Carolina Herrera, Miuccia Prada, Vivienne Westwood y muchas otras mujeres talentosas igual de exitosas- Elsa Schiaparelli; estas son mujeres que han elevado la moda y la han llevado a otro nivel. Los hombres siempre han estado ahí también, ellos crearon las primeras casas de moda.

¿Puedes decirme un poco mas de la vida en Uruguay? ¿Te inspira? ¿Vas mucho y cuando vas, como pasas tu tiempo allá?

Acabo de tener un bebé así que hace un rato que no estoy ahí, pero voy a ir la próxima semana. Estoy muy emocionada! Voy directo de Moscú a Uruguay. Lo que me inspira de mi país es que su población es de solo 3.5 millones, es muy pequeño, así que podemos tener calidad. No podemos competir con cantidad, la cantidad está fuera de nuestro alcance así que tratamos de hacer cosas de calidad. Sigue siendo un país latino así que también hay una atmósfera relajada porque el clima es bueno así que puedes dejar un poco las cosas para mañana, aunque yo prefiero hacer las cosas rápido.

¿Qué haces en tu rancho? ¿Te gusta montar a caballo?

Si claro, nací montando a caballo y he montado toda mi vida, no recuerdo que nadie me haya enseñado. Recuerdo que me enseñaron a andar en bici pero no a caballo. Tenemos muchos caballos y todas las mujeres de mi familia montan, todo mundo es ranchero, es a lo que nos dedicamos.

¿Crees que Nueva York es todavía la capital del mundo? Algunas personas piensan que Londres ha tomado su lugar.

Creo que el mundo es un lugar global, hay diferentes capitales para diferentes cosas. Sabemos que cada capital tiene su fuerza particular. Yo amo Nueva York. me da libertad de decidir y si trabajas muy duro y pones tu corazón en lo que haces y eres enfocado y determinado, puedes lograr muchas cosas. Es un lugar donde las oportunidades se manifiestan

Del campo a la ciudad, una latina en las grandes ligas de la moda (фото 1)

Entrevista por: Evgeny Tikhanovich

Traducción por: Paulina Aguilar Vela

 

 

 

 

 

 

More