Buscar

El "infierno" de los ángeles de Victoria's Secret

El "infierno" de los ángeles de Victoria's Secret

Text: Editores Buro 24/7


 

Fotos: Instagram Victoria's Secret

Unas 100 modelos, entre ellas Christy Turlington y Amber Valletta, denunciaron la cultura "misógina" y de "intimidación" de Victoria's Secret, en un capítulo más para la famosa marca de lencería para la que el descenso parece no tener fin.

Luego del declive de la casa, con un notorio decenso de ventas, las polémicas declaraciones de su ex director de marketing, Ed Razek, en torno a modelos transgéneros, y pese a los intentos por un cambio de imagen, con el fichaje de modelos curvy, la denuncia, publicada por The New York Times, parece ser el último episodio de la caída en desgracia de la que fue una marca aspiracional para muchas mujeres en el mundo.

En el reportaje, 'Angels in Hell' ("Ángeles en el infierno"), el periódico refiere el testimonio de varias personas que dan cuenta del comportamiento inapropiado del número uno y número dos de la firma de lencería, Leslie Wexner, fundador de la casa, y el propio Razek.

"Vergüenza corporal, comentarios lascivos, agarres de la entrepierna, represalias por rechazar avances, uso no autorizado de las imágenes y presiones de las modelos para posar desnudas sin pagar por las fotos personales de un fotógrafo", dice el comunicado que firmaron las modelos a iniciativa de la organización de Model Alliance, que promociona el trato igualitario de las modelos en la industria de la moda.

 

 

 

El reportaje recoge testimonios de comportamiento inapropiado por parte de Razek hacia algunas modelos, que denunciaron haber sido acosadas y hostigadas.

Uno de los episodios refieren al último show de la marca, en 2018, en su famoso desfile anual, que decidió discontinuar, a falta de espectadores.

Algunos testimonios dijeron que en el backstage Razek hizo comentarios inapropiados a Bella Hadid (en la imagen, a la izquierda), en momentos en que la modelo se acomodaba su ropa interior. "Olvídate de las panties", le dijo el empresario. Y delante de todos alabó sus pechos "perfectos". 

 

 

 

El ensayo de diversidad no parece salvar a la marca del ocaso

Razek, de 72 años, fue durante los últimos 15 años el responsable de la elección de modelos que aparecían en el show. En 2018, sus declaraciones provocaron polémica, a poco de la salida al aire de lo que sería el último desfile de los ángeles, cuando aseguró que el público "no tiene interés" en ver a modelos de talla grande o transgénero.

"Primer ejemplo de por qué las marcas deben tener cuidado a la hora de escuchar las opiniones de los directores de casting. Especialmente si se trata de un hombre de 70 años que vive en el pasado. Gracias a Dios, Rihanna nos trajo la línea Savage x Fenty este año con atención genuina a la diversidad", escribió en Twitter la modelo curvy Louise O´Reilly.

La marca de Rihanna, de hecho, se convirtió en lo contrario a Victoria's Secret y en todo lo que está bien ahora en una marca, al abrazar los principios de la igualdad y la inclusión.

Con un modelo de belleza que sale totalmente de los cánones impuestos hasta ahora, la cantante oriunda de Barbados le dio cabida a todo tipo de mujeres, en la variedad de sus tallas, etnias y género en su último desfile, en septiembre último en Nueva York.

Razek también fue denunciado por haber puesto su mano en la entrepierna de otra modelo.

La denuncia ocurre cinco meses después de que Model Alliance reclamara a Victoria´s Secret que tomara medidas contra los comportamientos inapropiados en el seno de la empresa.

"Es el momento de que Victoria's Secret actúe y proteja a la gente de la que se beneficia. Las violaciones de derechos humanos no pueden frenarse con un ejercicio corporativo de cambio de imagen", decía la nota, apoyada por el movimiento Time's Up.

Tras conocerse el artículo, Razek se defendió diciendo que todas las afirmaciones eran categóricamente falsas. Mientras, la firma emitió un comunicado: "Hemos hecho avances significativos. Lamentamos cualquier instancia en la que no logramos ese objetivo y estamos comprometidos con la mejora continua y la responsabilidad completa".

Los "avances significativos" a los que tal vez hace alusión la empresa refieran acaso a su cambio de rumbo en su histórica determinación a mostrar un estándar de belleza, a través de sus famosos ángeles, con modelos casi siempre rubias, occidentales, delgadísimas y de ojos claros.

Pero ni la inclusión de modelos transgéneros y curvy -en un repentino giro de diversidad- ni la aceptación de la renuncia de Razek, tras estas decisiones, han logrado ser lo sufiencientemente "significativas" para esconder la naturaleza que motivó durante años las formas y decisiones en torno a la elección de cásting de modelos, que hoy se denuncia como misógina.

 

 

Deja un comentario

More