Buscar

Bal Harbour, uno de los centros comerciales más rentables del mundo

Bal Harbour, uno de los centros comerciales más rentables del mundo

Text: Editores Buro 24/7


Bal Harbour, selecto enclave contemporáneo en Miami con playas de arena blanca y arquitectura moderno, suele tener un sinónimo cuando de hacer compras se trata: Bal Harbour Shops, entre los centros comerciales más exclusivos y exitosos del mundo, con sus tres pisos de restaurantes y etiquetas legendarias, como las de Alexander McQueen, Chanel, Gucci, Stella McCartney, Balmain, Oscar de la Renta o Prada.

 

Esa combinación de locación y huéspedes lo volvió uno de los sitios comerciales más rentables de Estados Unidos, de acuerdo a analistas, que destacan sus rasgos arquitectónicos, entre jardines tropicales, muy lejos del cuartel del ejército que albergó ese espacio durante la Segunda Guerra Mundial.

Inaugurado en 1965 por Stanley Whitman, su propietario y desarrollador, Bal Harbour Shops rompió con todos los paradigmas y esquemas de la época, al ser el primer centro comercial con una exclusiva oferta de marcas de alta costura, a diferencia de aquellos que mezclaban la moda con servicios esenciales como tiendas de abarrotes y ferreterías en enormes espacios cerrados con aire acondicionado.

Whitman en cambio concibió ese espacio como un modelo de arquitectura al aire libre, con el océano Atlántico y la bahía Vizcaína como telones de fondo.

Las legendarias marcas, restaurantes y colecciones que Whitman ensambló, resultaromn un novedoso concepto que rápidamente se convirtió en el punto de referencia de la industria, generando con ello la mayor productividad anual de ventas de todo el país.

En septiembre de 2012, Bal Harbour Shops rompió un récord histórico de ventas por pie cuadrado, de acuerdo con Shopping Centers Today (SCT) -la revista más respetada de la industria de los centros comerciales-. Su venta promedio de $2,555.00 dólares por pie cuadrado fue casi siete veces mayor al promedio de la industria -de tan solo $451.00 dólares-; y a excepción de 2001 y 2009, años de crisis económica a nivel mundial, los ingresos anuales de Bal Harbour Shops han aumentado desde su apertura en 1965.

Los más de 40.000 metros cuadrados de Bal Harbour Shops representan un espacio íntimo frente a la construcción de enormes centros comerciales alrededor del mundo. Los descendientes de Whitman anunciaron planes de expansión a casi el doble de su actual tamaño, para que la exclusiva experiencia de compras al aire libre incorpore a algunas de las marcas de lujo internacionales más exclusivas.

Entre esas 40 marcas de lujo de renombre internacional se cuentan la primera tienda insignia de Barneys New York, en el sureste de Florida, cuya apertura está planeada para 2023.


 

 

 

 

Deja un comentario

More