Buscar

Tiffany le dice adiós a los diamantes "sangrientos"

Tiffany le dice adiós a los diamantes "sangrientos"

Text: Editores Buro 24/7


Un diamante es para siempre, fue la promesa en la que se apoyó la casa Tiffany & Co. para inspirar el sueño que proponen sus diseños. Pero ahora también lo hará sobre la base de una nueva política de transparencia: a partir de ahora, los clientes de la icónica casa de joyas podrán conocer el origen -país o región- de la cual provienen las piedras preciosas de más de 18 kilates que adquieren.

"Es un asunto casa vez más relevante para las nuevas generaciones y es nuestro deber, como líder del sector de los diamamntes, dar a nuestros clientes esta información", dijo su CEO, Alessandro Bogliolo, a Bloomberg TV.

Fundada en 1937, Tiffany en los últimos tiempos se ha preocupado por conquistar a la generación millennial, a la que cuestiones como la tolerancia de género, la ecología y las economías sostenibles le resultan importantes y afines.

Tiffany le dice adiós a los diamantes "sangrientos" (фото 1)

Lady Gaga, en la entrega de los Golden Globes, el pasado 6 de enero

Ventas que resultaron una desilusión para los pronósticos llevaron a la dimisión imprevista, en 2017, de su anterior CEO. La llegaga de Bogliolo ocurrió con el objetivo, además, de dotar de una renovación a la marca, que incluyó el bar ideal para posar para Instagram, la campaña publicitaria con Zoe Kravitz o el remix "Moon River" con el rapper  A$AP Ferg y la actriz Elle Fanning. La canción data de 1961, año del film Desayuno en Tiffany, protagonizado por Audrey Hepburn y basado en la novela de Truman Capote.

El domingo 6, en ocasión de la ceremonia de los Golden Globes, la cantante Lady Gaga llevó un collar de más de 300 diamantes de Tiffany, que pudo verse en su esplendor cuando recibió el premio a mejor canción original por el film que protagonizó, A Star is Born, dirigido por Bradley Cooper.

De la minería a su comercialización, un diamante, se sabe, cambia de mano varias veces. Su trayecto y rastreo resultan cruciales para quien quiere adquirir una piedra "limpia". En la actualidad, cada vez más los compradores quieren saber con certeza que no se trata de una piedra obtenida del trabajo infantil o para financiar guerras o el terrorismo. 

Los llamados "diamantes sangrientos" fueron narrados en el thriller homónimo de 2006, con Leonardo Di Caprio. Por ellos, también, estuvo en el centro de una polémica la modelo británica Naomi Campbell, tras recibir unos ejemplares por parte del dictador liberiano Charles Taylor; por ellos, ocho años atrás, la top model debió comparecer ante la Corte de La Haya en el proceso contra Taylor por crímenes de guerra y contra la humanidad.

Human Rights Watch celebró la iniciativa de Tiffany.

"Es un nuevo nivel de transparencia para el sector de la joyería y el primer paso para mejorar los derechos humanos en el mundo. Cuando vamos al supermercado, sabemos que las bananas (plátanos) provienen de Colombia, los jitomanes de México o el salmón de Noruega. Pero en materia de joyería, hasta ahora nadie podía decir la proveniencia de un diamante", dijo la organización en un comunicado.

Para al gigante neoyorquino, que en 2017 vendió anillos de compromisos por más de 500 millones de dólares, la certificación de procedencia se suma a la iniciativa prevista para el año 2020, cuando promete compartir información sobre fases intermedias, como lo sitios donde los diamantes son tallados y pulidos.

 

Deja un comentario

More