Buscar

La colección 1858 de Montblanc conquista el Salón Internacional de Alta Relojería en Ginebra

La colección 1858 de Montblanc conquista el Salón Internacional de Alta Relojería en Ginebra

Text: corrector


Imagen: CORTESÍA DE LA MARCA

Esta colección celebra los 160 años de la manufacturera Minerva y es un homenaje a montañismo de exploración

Inspirada en los legendarios relojes profesionales Minerva de la década de 1920 y 1930 creados para uso militar y montañismo de exploración, la colección 1858 rinde homenaje a los 160 años de la Manufactura Minerva y su extraordinario legado. Estos relojes eran altamente precisos, legibles y robustos para utilizar en condiciones extremas y son la inspiración de esta nueva colección enriquecida con nuevos relojes vintage dedicados a la exploración, con una estética distintiva, complicaciones innovadoras, que combinan materiales y ofrecen una selección de diferentes tamaños de cajas.

La colección está formada por cinco diseños diferentes: relojes automáticos de 40 mm y cronógrafos de 42 mm, un Worldtime Geosphere Manufactura de 42 mm, un delgado reloj de pulsera de 40 mm con movimiento de cronógrafo monopulsante de 13 líneas y un nuevo reloj de bolsillo de uso múltiple con indicación de 24 horas y equipado con un movimiento cronógrafo monopulsante de 16 líneas.

Minerva: 160 años de patrimonio de alta relojería

La tradición relojera de Montblanc en Villeret comenzó en 1858 cuando Charles-Yvan Robert fundó un taller de relojes en el valle de Saint-Imier.
La Manufactura obtuvo progresivamente reconocimiento internacional por sus relojes de precisión, convirtiéndose en un especialista líder en la fabricación de relojes profesionales y cronómetros. Minerva produjo varios movimientos equipados con funciones de cronógrafo, como el legendario calibre 19.09 (19 líneas / lanzado en 1909), con el conocido puente de cronógrafo en forma de V.

Se presentaron varias patentes de relojes de precisión durante este período, demostrando el espíritu innovador de la Manufactura.

En la década de 1920, Minerva inventó uno de los primeros cronógrafos monopulsantes de cuerda manual desarrollados especialmente para relojes de pulsera, marcando un nuevo capítulo en la historia de la Manufactura. Esto fue posible gracias a un tamaño más reducido del movimiento, el calibre 13.20 (13 líneas / lanzado en 1920), presentando el icónico puente en forma de V -cuyo diseño fue protegido en 1912-, rueda de pilares, acoplamiento horizontal y una frecuencia tradicional de 18,000 alternancias/h. Además del calibre 13.20, el calibre 17.29 fue producido durante la década de 1930, convirtiéndose en uno de los cronógrafos monopulsantes más finos de la época, midiendo solo 5,6 mm de altura.

Estos desarrollos simbolizan el nivel de maestría e innovación alcanzados por Minerva a lo largo de los años y consolidan su reputación en la fabricación de cronógrafos monopulsantes con varios tamaños de cajas y complicaciones.

Manteniendo el extraordinario legado de Minerva y rindiendo homenaje a 160 años de historia de alta relojería, estos logros se han convertido en la inspiración para el desarrollo de los nuevos relojes Montblanc 1858.

El Espíritu del Montañismo de Exploración

La colección Montblanc 1858 encuentra su inspiración en el mundo del montañismo de exploración. Reinterpretando los relojes de bolsillo Minerva y los cronógrafos de las décadas de 1920 y 1930, los nuevos relojes Montblanc 1858 capturan el espíritu del pasado de una forma moderna, expresando la tendencia de volver a la naturaleza y la aventura. Combinando materiales, como una aleación especial de bronce que evoluciona con el tiempo, con complicaciones innovadoras y útiles desarrolladas 'in-house', como el Worldtime Geosphere, estos relojes están diseñados para el explorador actual a quien le gusta establecer sus propios desafíos. Es alguien a quien le encanta expresar su estilo personal, lleva un modo de vida auténtico, ama la aventura y encuentra la armonía con la naturaleza, que le permite alcanzar nuevas cimas.

Los códigos vintage están directamente arraigados en el espíritu del montañismo de exploración con diseños distintivos que recuerdan a los cronógrafos Minerva originales.

Las cajas con acabado satinado han sido ligeramente reelaboradas con asas que se han estilizado gracias a los cantos biselados y pulidos que resaltan su forma. Otros detalles incluyen coronas estriadas que recuerdan a los relojes de época y cristales de zafiro abombados, incrementando la robustez y la estética de cada reloj.

Para una mayor legibilidad y diseño, las esferas presentan sorprendentes contrastes de color con sus históricas agujas luminiscentes tipo catedral con diseño "cloisonné", que han sido ligeramente abombadas para obtener un acabado más fino, números árabes recubiertos con SuperLumiNova®, minutería ferrocarril y el logotipo original Montblanc de la época de 1930 con su tipografía histórica y el emblema de la montaña Mont Blanc.

Cada reloj es único gracias al uso de materiales vivos como cajas de bronce y correas de piel de becerro envejecidas. Muy pocas compañías tienen el conocimiento y las habilidades para obtener las mejores pieles de las curtidurías y transformarlas en correas de cuero de la más alta calidad como la Montblanc Pelletteria, el centro de excelencia de la piel de la Maison, donde se unen la artesanía ancestral, la tecnología de vanguardia y el diseño duradero. Esta experiencia le permite desarrollar una distintiva selección de correas vintage, como la Bund, que combina con los códigos estéticos de la colección Montblanc 1858.

Presentando un look contemporáneo, los relojes también están disponibles con correas tejidas "NATO" de alta calidad. Estas correas están fabricadas a mano en Francia, por una manufactura de tejido tradicional que ha estado produciendo durante más de 150 años. Gracias a este 'know- how' artesanal, las correas "NATO" son refinadas, robustas, duraderas y extremadamente cómodas para la muñeca.

Para certificar el rendimiento de la línea, todos los modelos Montblanc 1858 se someten a más de 500 horas de uso simulado, con pruebas y controles específicos en condiciones extremas. Los modelos Automatic, Chronographs y Geosphere son también resistentes al agua hasta 100 metros, garantizando el rendimiento en todos los entornos. 

 

Artículos relacionados

Selección Buro 24/7

More