Buscar

Las siete artistas que se convirtieron en joyeras

Las siete artistas que se convirtieron en joyeras

La visión feminina en el arte a través de un brazalete


El brazalete que fusiona el poder del arte con la belleza de las joyas.

Recientemente, en un texto publicado en AnotherMag.com por el periodista Osman Ahmed, se estudia la noticia del lanzamiento de un nuevo brazalete diseñado por la joyera Ippolita Rostagno, y la coleccionista de arte, Liz Swig. Pero, ¿de qué trata exactamente esta colaboración? Básicamente, estas dos líderes se han unido para la creación de una pieza que reune la belleza de las joyas con el poder del arte. Creado bajo el nombre de Charmed, este brazalete reúne el talento de siete mujeres visionarias en el mundo del arte. ¿Sus nombres? Laurie Simmons, Shirin Neshat, Barbara Kruger, Cindy Sherman, Rachel Feinstein, Mickalene Thomas, y Wangechi Mutu. Cada una de ellas, se encargó de diseñar un dije que ahora cuelga de la exquisita pieza. 

Las siete artistas que se convirtieron en joyeras (фото 1)

A través de sus dijes, cada artista proyecta su visión y características que las han llevado a posicionarse en el competido mundo del arte. En su texto, Ahmed explica que en la Europa antigua, los dijes eran adqueridos en alguna ocasión especial - cumpleaños, aniversarios, bodas- por lo tanto, estas piezas reflejaban un importante significado para la persona que lo obsequiaba y para la persona que lo recibía. Normalmente, un brazalete terminaba por reunir un número de dijes que tuvieran que ver el uno con el otro, haciendo de la pieza un verdadero tesoro sentimental. 

Laurie Simmons creó una cámara dorada con piernas y un lente de diamante en honor a Jimmy The Camera, una pieza creada por el fotógrafo Jimmy De Sana en 1987. Shirin Neshat, nacida en Irán, diseñó una mano hecha de esmeralda con texto farsi en ella. Por su parte, Barbara Kruger es la mente detrás del dije en forma de moneda que dice "Money Can Buy You Love," con la cual refleja su pasión por estudiar el rápido consumismo por parte de la sociedad. 

Las siete artistas que se convirtieron en joyeras (фото 2)

Cindy Sherman eligió crear un huevo de oro con retratos de mujeres para dar a entender el poder de la feminidad y la fertilidad. Rachel Feinstein, conocida por su fabulosa estética, convirtió un retrato del siglo XVIII en un diamante en forma de óvalo con un pequeño espejo incluído. Mickalene Thomas optó por un dije en forma de labios en color azul cubierto en zafiros. Por último, Wangechi Mutu exploró la complejidad de ser un inmigrante con voz y visibilidad al encapsular su collage, Pretty Double-Headed, el cual creó en 2010. 

¿El resultado final? Una impactante pieza que recuerda la importancia de la relación entre la industria de la moda y el mundo del arte. En su entrevista para AnotherMag.com, Liz Swig declara: "Siempre hemos sabido que el arte existe, y que hay marcas que trabajan en colaboraciones especiales y muchas cosas más, pero, ¿cómo las unimos de manera fresca e inteligente de forma que puedan provocar una conversación?" 

Las siete artistas que se convirtieron en joyeras (фото 3)

Fue en 2014 que Liz Swig fundaría LizWorks, una plataforma dedicada a crear colaboraciones entre artistas y marcas. Ejemplos de esto son su capacidad de haber convencido a Jeff Koons a crear un juego de  cubiertos edición limitada, y  a Hiroshi Sugimoto de incursionar en el mundo del diseño de gafas. Swig dice a Ahmed: "Esta es una nueva manera de crear verdaderas obras de arte. Son usables y uno aprende a vivir a través de ellas. Ciertamente son piezas dignas de ser exhibidas en cualquier museo."

Al iniciar este proyecto, Liz estaba totalmente convencida de que el poder de los dijes estaba un poco perdido en la industria. "Creo que la gente ha olvidado lo fabuloso que es tener un dije, y el significado que puede existir detrás de este. Antes, todas las niñas heredaban los dijes de sus madres, así que no pudo haber mejor manera de volverlo a hacer que de la mano de estas grandes mujeres." 

Cabe mencionar que Charmed es un brazalete de edición limitada, ya que sólo 50 de estos han sido creados. Con un costo de 58 mil dólares por pieza, el precio lo dice todo: el brazalete es sin duda una obra de arte. 

Para más información, visita: www.ippolita.com 

Las siete artistas que se convirtieron en joyeras (фото 4)

 

More