Buscar

Trump en Londres: Melania, espléndida, mientras su marido desata protestas

Trump en Londres: Melania, espléndida, mientras su marido desata protestas

Text: Editores Buro 24/7


La visita oficial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha tenido en sus primeras 24 horas solo un elemento de sosiego y amenidad, la espléndida Melania Trump, quien se limitó a conservar su silencio y aparecer sonriente ante su encuentro con la reina Isabel II, en abierto contraste al escándalo que desató su marido antes de aterrizar en suelo británico.

Minutos antes de que el avión aterrizara en Londres, Trump envió ataques desde Twitter al alcalde Sadiq Khan, criticando su labor en el cargo de la capital y tildándolo de "perdedor irrecuperable". La semana pasada, en una entrevista con el periódico The Times dijo que la duquesa de Sussex, Meghan Markle, era una persona poco "agradable". Ello, sin importarle que se prevé que en su visita de tres días se reúna con el esposo de la duquesa, el príncipe Harry.

Trump en Londres: Melania, espléndida, mientras su marido desata protestas (фото 1)

Melania Trump junto a Camilla Parker Bowles

Melania, en tanto, pareció otra vez ajena a las diatribas de su marido y se limitó a mostrar un look impecable en su encuentro con la soberana, en el que también estuvieron presentes el príncipe Carlos y su esposa, Camilla Parker Bowles.

Melania escogió un vestido midi blancocon cinturón azul turquesa, de silueta clásica y corte sobrio, con mangas largas, botones frontales y cuello cerrado, firmado por Dolce & Gabbana. La ex modelo aprovechó para incorporar un accesorio del que es afecta, un soberbio sombrero que llevó de lado, diseñado por Hervé Pièrre.

Trump en Londres: Melania, espléndida, mientras su marido desata protestas (фото 2)

Protestas frente a Westminster

Este martes, la jornada no parecía ser demasiado calma en la capital británica, como si el ruido que suele provocar Trump cada vez que tiene un micrófono cerca o su teléfono para tuitear fuera algo que a la vez atrae: en Downing Street iniciaba la parte política de su visita de Estado, con una visita a la premier Theresa May, mientras el centro de Londres amanecía con protestas contra el presidente estadounidense y sus políticas.

Frente a Westminster, un muñeco inflable creado en ocasión de un viaje anterior de Trump, surgía enorme y alto para burlarse del mandatario, al mostrarlo como un lactante caprichoso. La reunión final de los manifestantes es en Trafalgar Square, donde se montó otro gran pseudo-Trump, esta vez como un mega-robot que dispara insultos sentado sobre un inodoro dorado.

 

 

Deja un comentario

More