Buscar

Museo Guggenheim: reclaman que es "demasiado blanco"

Museo Guggenheim: reclaman que es "demasiado blanco"

Text: Editores Buro 24/7


El Guggenheim de Nueva York es "demasiado blanco".

Así lo denunció el Departamento de Curaduría del museo diseñado por Frank Lloyd Wright, en una carta colectiva en la que especialistas de ese centro exigen a sus directivos "cambios inmediatos y radicales para corregir un ambiente de trabajo que deja espacio al racismo, la supremacía blanca y otras prácticas discriminatorias".
El texto fue enviado al director, Richard Armstrong, a la vicedirectora Elizabeth Duggal, a la consejera legal Sarah Austrian y a Nancy Spector, la directora artística y jefa de curaduría del museo.

Con un staff de 276 personas, solo 26 son afro-americanos, 24 hispanos y 20 de origen asiático, precisó la prensa local, al dar cuenta de la noticia. De los 25 consejeros de administración, solo dos no son blancos.

 

 

 

Armstrong definió la iniciativa de los curadores como "la oportunidad de abrir un diálogo para convertirse en una organización más diversa y equitativa, capaz de abrir los brazos a todos".

Este reclamo de "examen de consciencia" ocurre a exactamente un mes de la muerte del afroamericano George Floyd, durante una brutal detención por parte de un policía blanco en Minneapolis, y que desató una ola de protestas en todo el país, con ecos en otras partes del mundo, al poner en evidencia la matriz racista que aun está presente en sectores de la sociedad estadounidense.

Este jueves, también el Metropolitan Museum hizo su "mea culpa" por un mensaje en Instagram de Keith Christiansen, jefe del departamento de Arte Europeo, que había criticado la destrucción de estatuas de parte de los manifestantes del Black Lives Matter.

"Cuántas obras de arte se perdieron en el deseo de liberarnos de un pasado que no aprobamos?", escribió, al comparar el ataque a tumbas de reyes en la catedral de Saint Denis, durante la Revolución Francesa.
En el Met se disculpó el director, Max Hollein, y el mensaje de Christiansen desapareció de de su cuenta, que además se disculpó por lo ocurrido. 

La revisión de consciencia de estos museos acompaña también la realizada desde otros ámbitos, como el cine y la moda. Días atrás, la gurú de la moda Anna Wintour, histórica editora de la edición estadounidense de Vogue, escribió una carta a sus empleados, asumiendo toda la culpa por haber hecho  poco para promocionar las carreras de diseñadores o de su personal de raza negra. 

"No debe ser fácil ser un trabajador negro en Vogue y son muy pocos", admitió.

 

 

Deja un comentario

More