Buscar

Michelle Obama encandila a Londres

Michelle Obama encandila a Londres

Text: Editores Buro 24/7


Londres se rindió ante los pies de la ex primera dama de Estados Unidos Michelle Obama, que fue recibida en la capital de Inglaterra como una verdadera rockstar, donde el valor de "reventa" por una entrada para verla en el Royal Festival Hall trepó hasta los 80.000 euros.

Ese valor de reventa se alcanzó en el sitio Viagogo, con más de 40.000 londinenses que quedaron en lista de espera. Solo un grupo de 2.700 llegó a pagar 140 euros para verla en directo en el Southbank de Londres, en el marco de la gira promocional de su libro Becoming.

Considerada la segunda mujer más influyente del planeta, detrás de la actriz Angelina Jolie, algunos medios londinenses compararon el furor de la visita de la esposa del ex presidente Barack Obama con aquél que causó la cantante Beyoncé en Wembley.Michelle Obama encandila a Londres (фото 1)

Al hablar sobre su libro, aludió al padecimiento de la condición psicológica de "síndrome del impostor", que hace pensar, pese a las muestras exteriores de las propias competencias, que no se merece el éxito. Mentalmente, el sujeto las atribuye a un golpe de fortuna o a un error de evaluación de los otros.

Es una sensación que "nunca se va" confesó la ex primera dama estadounidense durante un encuentro con la escuela secundaria femenina londinense Elizabeth Garrett Anderson.

Michelle matizó su presentación con anécdotas sobre sus años en la Casa Blanca, incluidos episodios relacionados con la familia real británica.

La platea del Royal Festival Hall escuchaba atenta cuando contó lo nerviosa que estuvo durante su primer encuentro con la reina Isabel II en Windsor: "Tenía todas las reglas del protocolo que zumbaban en mi cabeza y me decía a mí misma 'no te caigas de las escaleras y no toques a nadie, bajo ninguna circunstancia' y luego la reina me dice 'entra, siéntate donde quieras'".

Luego aludió al recuerdo del error que cometió de tocar a la soberana, pero en ese momento la misma Isabel II la tranquilizó calificando al protocolo real como "tonterías".

La visita de Michelle Obama ocupó las tapas de casi todos los medios británicos. El deleite de su presencia tuvo una de sus síntesis en un artículo de The Guardian, que aseguró que "Su sabiduría es un faro", en un artículo de opinión.

De 54 años, Michelle Obama también habló de política, aunque volvió a afirmar que no tiene "la menor intención de presentarse a un cargo público". A la vez, evitó hablar del sucesor de su esposo, el presidente Donald Trump, pero admitió que se le "revuelve el estómago" cuando sigue las noticias.

La imagen de estrella de Michelle sumó acaso mayor volumen cuando decidió suspender sus apariciones previstas en París y Berlín, a raíz de la muerte del ex presidente George Bush, padre, para asistir al funeral y unirse a su familia "en la celebración de una vida ejemplar".

En la escuela Elizabeth Garrett Anderson de Islington, dijo: "Venir aquí fue como revivir mi pasado. "Si eres mujer, pobre y de color, pareces condenada a la invisibilidad, y contra eso van a tener que luchar... Si se preguntan cómo conseguí derribar las barreras y llegar hasta aquí, el secreto es muy fácil: educación. Nunca me salté las clases, siempre entregué a tiempo los trabajos, pensaba que ser lista era lo más 'cool' del mundo".

 

Deja un comentario

More