Buscar

LAS MALFORMACIONES Y YO: LA REMAKE DE LAS BRUJAS

LAS MALFORMACIONES Y YO: LA REMAKE DE LAS BRUJAS

Text: Editores Buro 24/7


LA RECONOCIDA ESCRITORA REFLEXIONA COMO SE SIENTEN QUIENES SON ESTIGMATIZADOS POR SUS DESFIGURACIONES

Por JEN CAMPBELL

Cuando mi primer poema fue publicado, el periódico local vino a mi escuela para tomar mi fotografía. "¿No crees que deberías usar guantes en esta foto?", dijo mi maestra. "Tengo algunos en mi bolso que podrías usar". Era una niña confiada, pero momentos como ese me congelaron. 

Nací con una condición llamada síndrome de EEC, que significa muchas cosas diferentes, pero la más notable es que tengo ectrodactilia (dedos perdidos) y alopecia (pérdida de cabello). Pasé mi infancia entrando y saliendo del hospital, sometiéndome a varias operaciones y me perdí en los libros. Inhalé las novelas de Roald Dahl y me vi reflejada en las brujas (sin dedos de los pies, manos en forma de garras, sin cabello) de su obra del mismo nombre. Tanto en el libro como en la película de 1990, las brujas esconden sus manos "como garras" con guantes. Ocultan sus desfiguraciones, las cosas que le dirían al mundo que son malas personas. Y, cuando mi profesor de inglés me colgó esos guantes frente a mí, me recordó que mucha gente preferiría que yo también me escondiera. Me negué a usar los guantes, pero me dolía de todos modos.

Además de  Las brujas, también crecí con Scar en El rey león, el Capitán Garfio, todos los villanos de James Bond; villanos de historietas, películas de terror, una y otra vez viendo la desfiguración y la discapacidad como un marcador perezoso del mal. Es algo obsoleto que se remonta a siglos atrás y se relaciona con mensajes religiosos: si eres bueno, puedes ser curado; pero si eres malo estarás desfigurado para siempre. Recuerdo que una mujer oraba por mí un día, diciendo que le pediría a Jesús que me dejara crecer los dedos, si tan solo me comportara como una buena niña. Que conste: yo era una buena niña.

Por supuesto, esto ha estado sucediendo durante milenios. En el 1500, un hombre llamado Petrus Gonsalvus fue presentado en los tribunales franceses como una rareza, ya que había nacido con hipertricosis, que es una condición por la que el cabello crece por todo el cuerpo. Fue vendido a Catalina de Medici, quien lo casó con su amiga Lady Catherine como un experimento para ver qué sucedería cuando 'la bella y la bestia' se unieran (una de las principales inspiraciones del cuento de hadas La bella y la bestia). En aquella versión, Bestia se convierte en una "bestia" porque actúa de una manera que se considera desalmada. Pero se convierte de nuevo en un príncipe "apuesto" cuando se gana el amor de Bella. Nuevamente, esto sugiere que las desfiguraciones están asociadas con el mal comportamiento, y si cambia su personalidad, de alguna manera cambiará su cuerpo.

 

 

 

Hemos llegado lejos desde entonces, por supuesto, pero no lo suficiente. Si bien en su mayoría hemos prescindido de los espectáculos de fenómenos y la explotación descarada, permítanme pedirles que piensen en la romantización de PT Barnum en The Greatest Showman. Permítanme también destacar programas de televisión como Too Ugly For Love, empresa que me envió un correo electrónico hace unos años pidiéndome que participe, porque claro que debo ser soltera si tengo una desfiguración. Estoy casada, pero eso no viene al caso. Los programas de televisión como ese, que persiguen a personas discapacitadas en línea, alegando que tienen en cuenta sus mejores intereses, son tanto manipuladores como condescendientes. Por eso es descorazonador que la recurrencia literaria y cinematográfica de "desfiguración = maldad" todavía se utilice todo el tiempo. 

Changing Faces lanzó una campaña hace un par de años llamada No soy tu villano, para instar a las compañías cinematográficas a pensar de manera más crítica sobre los mensajes que envían al mundo y las consecuencias de sus acciones en la vida real. Por desgracia, sigue sucediendo.

La semana pasada, se lanzó la nueva adaptación de The Witches y se agregaron más desfiguraciones. Esta vez, las brujas en realidad tienen ectrodactilia, la condición que tengo, en lugar de simplemente manos "como garras". 

Anne Hathaway y Warner Bros. publicaron un video de Instagram que le recuerda a la gente los signos de las brujas y les dice a los niños que las busquen en el mundo porque #WitchesAreReal. Llevan guantes largos, porque les faltan dedos; usan pelucas porque no tienen pelo.

No te voy a mentir: luchar contra estos estereotipos es emocionalmente agotador. Estoy triste y cansadoa. Es posible que tengas una reacción instintiva de: "¡pero estas son solo películas!" Entonces, te digo con calma: no son solo películas. No existen en el vacío. Se alimentan de nuestra sociedad, alimentan las suposiciones de las personas, y he sido testigo de los resultados de eso a lo largo de mi vida. Las personas con discapacidad y las personas con desfiguraciones en todas partes también han sido testigos de esto. Por favor, escúchanos. Podemos y debemos hacerlo mejor.

 

Jen Campbell es una autora de éxitos de ventas y una poeta galardonada. También habla sobre la historia de los cuentos de hadas y la desfiguración en Youtube e Instagram.

 

 

Deja un comentario

More