Buscar

¿La nueva felicidad? Estar off line

¿La nueva felicidad? Estar off line

Text: Editores Buro 24/7


¿La nueva felicidad? Estar off line, al menos un rato. No se trata de un consejo de expertos o médicos. Parece ser más bien el nuevo estímulo con que marcas y comercios comenzarán a emplear para estimular el consumo de clientes, que redundará no solo en beneficio económico de ambas partes sino en un efecto secundario relacionado con la disminución de ruido y la educación.

Algunos comercios en Estados Unidos ya lo implemetan, como la cadena Le Pain Quotidien, quien regala el postre a los clientes que se animan a no usar su celular en sus establecimientos.

Algunos hoteles de lujo, como el Mandarin Oriental, de Nueva York, ofrecen el servicio "no wi-fi"entre las amenidades y el  "digital detox" en el menú de Spa, donde los teléfonos celulares son entregados en el ingreso de los salones (y a la salida son devueltos limpios y relucientes).

Claro no se trata de un comportamiento que requiera necesariamente una experiencia de lujo. También se puede experimentar ese detox con las nuevas App, que frenan el flujo de conexiones, como si se tuviera en realidad un viejo dispositivo analógico.

Así, el año 2019 asoma como el de la tendencia a la abstnencia de celular, de acuerdo a los resultados surgidos del Global Wellness Summit (GWS), desarrollado recientemente en Cesena.

¿Cómo? Nada de Internet,ni redes sociales, ni social, followers: el nuevo lujo es el de la tecnofobia, como forma de rechazo a los "infelices digitales", siempre bajo presión por la posibilidad, entre otras razones, de estar disponibles laboralmente todo el tiempo.

"No somos todos ya tecnofóbicos pero el año 2018 fue el año del bautismo en ese sentido, para quien se siente mal, infeliz y hasta poco productivo por estar siempre on line. El 2019 será el año de la recuperación del propio estado mental al estar más 'desconectado'", dijo a mediados de este mes en ese encuentro la economista inglesa Thierry Malleret, en declaraciones reproducidas por la prensa italiana.

En Estados Unidos, el 59% se siente demasiado estresado a causa del trabajo que se prolonga con el uso del teléfono hasta en las vacaciones, de acuerdo a un sondeo realizado por la empresa de alquiler de vehículos Alamo Rent a Car

El porcentaje medio de "siempre conectado" en el tiempo libre descendió del 36% al 27% durante 2018.

También está en declive la costumbre de compartir las propias vacaciones con colegas de trabajo a partir de posteos en redes sociales, resultó del Summit del Wellness llevado a cabo días atrás en Italia. Y, sorprendentemente, se detectó que son los millennials los más tecnofóbicos: los nacidos entre 1980 y el año 2000 que no se fotografían para sus redes en tiempo de vacaciones descendió del 68% al 38% en el lapso de un año, durante 2018.

¿La nueva felicidad? Estar off line (фото 1)

"La reacción contra la Big-Tech apenas comenzó. Están aumentando las investigaciones que buscan identificar los efectos desastrosos de la conexión digital y las redes en nuestro cerebro y la propia felicidad. Llegamos a un punto en que la dependencia de la tecnología se está pareciendo a aquella con el cigarro, diez años atrás", explicó un analista en un informe del GWS.

Entre las aplicaciones para anti-social está Off the Grip-digital detox, que filtra el uso del celular durante la cena y se bloquea durante la noche si se superó el límite predeterminado de tiempo en pantalla.

Por su lado, Stay Focused App Block superó las 100.000 descargas, con su herramienta de bloqueo de redes sociales por un tiempo determinado durante el día, semejante a la creada por la periodista fundadora del Huffington PostArianna Huffington, con la App ThriveAway, que establece limites horarios para revisar correos y notificaciones para cuando se superó el límite establecido de tiempo en pantalla.

 

Deja un comentario

More