Buscar

Tulum, mi paraíso perdido

Tulum, mi paraíso perdido


Imagen: Cortesía Sara Galindo

Sara Galindo nos cuenta como vivió el reciente desalojo en Tulum

Eran las 7:45 de la mañana, cuando salimos a caminar y vimos mucho movimiento de un grupo de choque con camisas de “SEGURIDAD” y palos. A las 8:00 am, estaban ya desalojando Coquí Coquí, el hotel que en mi opinión puso a México en el mapa del mundo en los últimos 10 años, y también UNO, el espacio probablemente más espiritual que yo he pisado en mi vida. El desalojo incluía además de muebles, a huéspedes que con mucho miedo agarraron sus maletas y fueron reubicados en un lugar incierto que, para los sibaritas, resultó una gran ofensa. 

Tulum, mi paraíso perdido (фото 1)

Mas tarde llegó una camioneta a repartir machetes. La voz se empezó a correr por todas las esquinas de este paraíso que lentamente se convertía en un pequeño infierno. Individuos con los semblantes mas sombríos y oscuros tomaron posesión de algunas tierras.

No vengo a hablar de política, pues desconozco del tema, ni tampoco es mi intención entrar en medio detalle de las razones por las que estas tierras fueron tomadas, pero lo que si puedo contar es la experiencia que he vivido aquí, y que la forma y las personas que fueron enviadas para realizar esta acción, esta acabando con la magia de el que fuera el spot más chic del planeta hasta hace unos días.  

Tulum, mi paraíso perdido (фото 2)

¿Qué no una de las fuentes de ingresos más importantes en México es el turismo?, ¿qué no amamos a nuestro país? Mucha gente se ha quedado sin empleo, negocios están cerrando y todos están preocupados por lo que esta por venir. Entiendo que frente a la problemática de estados como Oaxaca y Guerrero, esto suena mínimo, pero estamos acabando lentamente con lo más grande que nos ha dado por naturaleza este país.

Tulum ha sido en los últimos 5 años mi casa, donde mis hijos concibieron al mar como un refugio de limpieza y paz, y donde la esperanza hasta de emprender uno de mis primeros negocios nació aquí. Hoy siento una profunda tristeza de que mi Tulum del alma viva el terror que esta viviendo. Da miedo caminar por la playa y pasar por alguno de los bunkers que estas personas han formado, su mirada es tan agresiva que la vibra de paz, luz y armonía que aquí se vivía…se apagó, sin una esperanza de volver a existir.

Tulum, mi paraíso perdido (фото 3)

Ayer no podía conciliar el sueño, y a las seis de la mañana decidí salir para ver el amanecer y poner un poco de música para meditar y leer unas paginas del libro acerca de la prosperidad que estoy por terminar. Me senté silenciosamente a escuchar el mar, y cuando el sol empezó a salir vi aproximadamente a 200 metros, tres sombras negras caminar a la misma velocidad y en la misma dirección frente al mar. Eran tres hombres que salían a cumplir con el trabajo que les fue asignado de proteger la tierra que habían tomado. Su forma de caminar y determinación me puso la piel chinita y decidí apagar mi música y mis ganas de leer y meditar para irme a esconder en mi habitación. 

Jamás pensé que este sentimiento y este temor lo iba a vivir en una playa como la de Tulum, pero ya sucedió. 

Me voy de regreso a casa con la esperanza de que esta situación acabe lo antes y de la mejor forma posible, por que el que va a sufrir las mayores consecuencias de este ofensivo desalojo, es México.

Tulum, mi paraíso perdido (фото 4)
More