Buscar

Home Office y coronavirus: el desafío de readministrar el tiempo

Home Office y coronavirus: el desafío de readministrar el tiempo

Text: Editores Buro 24/7


 

Foto de tapa: Instagram Jil Sanders

Home Office está siendo la palabra del momento con el coronavirus, que afecta a más de 95 naciones y declarado esta semana como pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Y mientras en países como Italia y España se implementó el #IoStoACasa y #YoMeQuedoEnCasa, cada vez más empresas en el mundo están tomando la medida preventiva de enviar a sus empleados a sus hogares para que desde allí sigan con sus tareas, con el objetivo de que no crezca el número de infectados. 

La casa como espacio de convivencia, descanso, esparcimiento y trabajo puede representar varios desafíos personales y sociales, entre ellos la pregunta sobre cómo administrar el tiempo.

 

 

El Home Office es una oportunidad para encontrar un hueco para el cuidado personal

Algunas de las cuestiones que deberías tener en cuenta son: 

Asignar un tiempo y un espacio

Lo más importante es asignar espacios operativos, especialmente si todo tendrá lugar desde la computadora: las tareas de la oficina, los pagos del mes, las compras del super y el tiempo de ocio, dedicado a ver películas en streaming o leer el periódico.

En cuanto al trabajo, la idea de estar todo el día online y disponible nos pone en el riesgo de quedar todo el día conectados a cuestiones de oficina. Es importante por ello trazar un horario propio y para los demás, así como el tiempo que debe durar cada videoconferencia (los expertos recomiendan no más de 20 minutos cada llamada).

Home Office y coronavirus: el desafío de readministrar el tiempo (фото 1)

Carrie Bradshaw, el popular personaje de Sarah Jessica Parker en Sex and the City

Por la misma razón, evita que el trabajo suceda en tus espacios de descanso. No será buena idea que trabajes desde la cama o en el sillón donde sueles leer o ver películas.

Determina un espacio donde sucederán tus tareas mientras debas hacerlas desde casa. En particular, porque debes sentir comodidad en la postura y no tener luego dolores de espalda o de cabeza.

 

 

Colores neutros, texturas suaves y cortes amplios para estar en casa

Tener una buena conexión a internet

Será buena idea que tu empresa te garantice el soporte que necesitarás y la velocidad necesaria para entregar tus tareas en tiempo y en forma. Considera enviarte archivos a la nube.

Rutina

Procura mantener tus horarios y que estos no se superpongan. Actividades básicas como desayunar y tomar un baño son necesarias para comenzar el día, incluso vestirte con ropa de calle, como si fueras a salir.

Si todo va a suceder desde la misma mesa, evita el desorden, no solo físico sino también mental: no es aconsejable que comas al costado de tu computadora. Tómate un tiempo para hacerlo a parte.

Cozy, en lugar de pijama

Trabajar en pijama puede ser cómodo, desde ya, pero es importante que la indumentaria nos marque un límite interno y trace el lapso en el que estamos trabajando y en el que nos permitimos descansar. La vestimenta puede ser también un elemento de orden interno. Puedes estar a gusto con tejidos suaves, como el cashmere, y prendas envolventes, como el cardigan. 

 

 

Los accesorios pueden completar un look sencillo para una videoconferencia

 

Colores neutros

Blanco, beige, grises son colores que dan un aspecto profesional, serio y descontracturado al mismo tiempo.

Estar en casa puede ser desafiante, pero también un modo de aprender nuevas formas a las estructuras que creíamos que funcionaban.

Alcanza con recordar el ejemplo de Carrie Bradshaw en Sex and The City, la periodista freelance que jamás renunciaba a un toque de glamour, aun cuando escribía buena parte de sus artículos desde su pequeño escritorio.

No importa dónde suceda la actividad, lo importante es afrontarla con motivación y el recuerdo de que toda circunstancia es siempre pasajera.

 

Deja un comentario

More