Buscar

"Food Porn": 5 consejos para Instagramear platillos

"Food Porn": 5 consejos para Instagramear platillos

Text: Editores Buro 24/7


Emplatar, disponer y disparar. Y nunca, pero nunca jamás acercar el tenedor antes del flash que precederá a la socialización en Instagram. Se llama food porn y es desde hace tiempo un hábito de muchos -millennials y no tanto-, el de compartir y publicitar los propios consumos culinarios, al punto que se convirtió en un género en sí mismo. Al punto que el hashtag #foodporn tiene más de 200 millones de publicaciones.

Emplatar -hasta Masterchef jamás se había usado tan familiarmente ese término- es lo más importante. Si el plato resulta bueno al paladar o lo defrauda, es casi secundario para los afectos de fotografiar todo cuando se degusta o los locales de gastronomía que se visitan.

 

 

 

Tanto parece serlo que en Milán se organizó un workshop, el "Food Photography", del que surgieron cinco consejos para conseguir una toma perfecta:

 

1.    Disponer: lo que es bonito de ver tiene grandes probabilidades de ser bueno, por eso no hay que dudar en confiar en otros elementos, además de en las bondades del celular, como un caballete, luces led o un simple mantel blanco que realce el objeto del deseo.
2. Componer: se trata de encuadrar elementos particulares o puntos de vista inéditos, como un lado del plato o una toma desde lo alto. Para eso la función de grilla puede ser de utilidad. 
3. Disparar: atención, que es necesario balancear el blanco para darle más naturalidad a la imagen. Y jugar con los contrastes, sobre todo de luces naturales. Si la toma es un lugar oscuro es buena idea usar una base para  apoyar el teléfono y utilizar el timer para evitar el efecto corrido.
4. Elaborar: la función "pro" de Lightroom  o las app vsco, snapseed o VSCO pueden mejorar la calidad de las fotos.
5. Compartir: una vez que se tiene la imagen, es importante recordar que adquiere más valor al compartirla cuando viene contextualizada por un texto. Tampoco debería faltar un hashtag. Y una vez que se compartió es un buen gesto responder a los comentarios que la imagen genere.

En un sondeo por parte de WMF,  conducido sobre 800 internautas italianos, surgió que hacer fotos es una práctica que concierne casi a todos (91%). Pero existen preferencias al momento de tomarle una foto a un plato: aquellos que son rápidos (81%), y que en su mininalismo lucen inmaculados, la preparación (63%) y una bella muestra de ingredientes e instrumentos.  Luego, los momentos más gozosos para compartir y realizar una imagen son aquellos en los que se ingiere (21%) o se brinda (36%). 

 

Deja un comentario

More