Buscar

Beatriz de York llevó en su boda un vestido que perteneció a Isabel II

Beatriz de York llevó en su boda un vestido que perteneció a Isabel II

Text: Editores Buro 24/7


Finalmente, y casi dos días después, la familia real británica compartió dos imágenes que retratan la boda secreta de la princesa Beatriz de York con el empresario italiano Edoardo Mapelli Mozzi, celebrada el pasado viernes en la Capilla Real de Todos los Santos, en Windsor, en una ceremonia discreta y alejada de toda la pompa a la que está acostumbrada una de las monarquías más famosas y mediáticas del mundo.

La ceremonia privada en la que contrajeron enlace la princesa, de 31, y del empresario, de 36, fue sin dudas la única salida posible para la pareja, que debía casarse en mayo y que se vio obligada a posponer la boda a raíz de la pandemia de coronavirus. Pero también, ocurrió con el sigilo y discreción a los que fue conminado por las circunstancias que tienen como protagonista al padre de la novia, el príncipe Andrés de York, tercer hijo de la reina Isabel, envuelto en el escándalo del exfinancista Jeffrey Epstein, acusado de liderar una red de abuso de menores, hallado muerto el año pasado en su celda de Nueva York.

Se trató de una "pequeña ceremonia" a la que "han asistido la reina, el duque de Edimburgo y la familia más cercana", dijo una nota oficial.

En las imágenes dadas a conocer por el perfil oficial de la familia se ve a los novios sonrientes, fuera de la capilla decorada con flores, junto a los abuelos de Beatriz, la reina Isabel II y Felipe de Edimburgo. En la otra imagen se los ve a los dos jóvenes posando solos, a la salida de la iglesia, tomados de la mano.

 

 

 

La otra sorpresa tuvo como protagonista al vestido de la novia, que resultó ser una pieza que perteneció a la misma reina. Se trata de un modelo blanco de tafeta, que Isabel II usó  en 1962, para el estreno en Londres de la película Lawrence de Arabia, se supo este fin de semana. El original llevaba tirantes pero se le agregaron mangas amplias para esta nueva ocasión, en la que el modelo fue usado más de medio siglo después por su nieta. La tiara que llevó la princesa perteneció a la reina María, abuela de Isabel II, que llevó también la monarca el día de su boda con el príncipe Felipe, en 1947.

El modelo que lució la princesa Beatriz fue una creación de Normal Hartnell, modisto de cabecera de la Reina Madre, que creó el vestido de boda de la propia Isabel II y el de su hermana, la princesa Margarita, en su enlace con el fotógrafo Antony Armstrong, en 1960. Fue, además, diseñador de estrellas de Hollywood, como Elizabeth Taylor y Vivien Leigh.

Las imágenes de Beatriz y de su flamante esposo se destacan en partes iguales por la elegancia que destellan, la felicidad y las faltas. Aunque la nota oficial que informó de la boda precisó que la ceremonia se realizó observando las normas para estos eventos -grupos de menos de 30 personas, a raíz de la pandemia de COVID-19-, ni una imagen ni mención tuvo lugar acerca de la presencia del padre de la novia. Es de esperar que su ausencia en las imágenes distribuidas por la familia real obedezcan al retiro de la vida pública al que se vio obligado Andrés tras el escándalo Epstein, con las acusaciones de una víctima del exfinancista, Virginia Giuffré, que afirma que fue obligada a mantener relaciones sexuales con el duque de York cuando tenía esta tenía 17 años.

Así, Beatriz finalmente tuvo su boda, en una discreción y escasa fastuosidad que ha sido inéditas en Windsor.

 

 

Deja un comentario

More