Buscar

Vivir en un florero de Alvar Aalto es posible

Vivir en un florero de Alvar Aalto es posible

Text: Editores Buro 24/7

Un rascacielos curvilíneo, inédito edificio residencial en Manhattan

Vivir en un florero del maestro Alvar Aalto es totalmente posible en Manhattan, donde un rascacielos de formas curvilíneas evoca el icónico objeto del arquitecto finlandés que está entre los best-sellers del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).

En el extremo oriental del llamado Billionnaire Row, sobre la Calle 57, la nueva torre del grupo World Wide se llama 252 East 57, y fue desarrollada en colaboración con Rose Associates. Se erige en el cruce entre los barrios de Sutton Place y el Upper East Side. Se trata de 93 condominios de lujo sobre 65 pisos, con precios que van desde los 4,5 a los casi 30 millones de dólares.

El edificio tiene 213 metros y cambiará el "skyline" de esa zona de Manhattan. Fue diseñado por el estudio Skidmore Owings Merrill (SOM), quien en su portfolio cuenta haber desarrollado el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, en Dubai.

"El punto de partida fue el florero de Aalto: nos permitió crear un diseño que usa las cuevas de vidrio de modo innovador, como nunca antes en un edificio residencial", dijo el arquitecto Roger Duffy, coordinador del proyecto.

Vivir en un florero de Alvar Aalto es posible (фото 1)

El sitio contempla una alberca de 22 metros, un centro de bienestar, club privado, sala de billar y de conferencias, cine, gimnasio, estudio de yoga y pilates. También, una biblioteca a cargo de la librería Strand y dos "guest suits" para huéspedes.

Los cielorrasos altos, ventanas de más de tres metros y planimetrías recuerdan los clásicos edificios con portero de una Nueva York de otro tiempo.

252 East 57 se suma a un elenco de costosos rascacielos delgados, a lo largo de la calle 57, cerca del Central Park.

En el 432 de Park Avenue está el edificio proyectado por el arquitecto uruguayo Rafael Viñoly donde el departamento del piso 96, vendido por 95 millones de dólares, se convirtió en 2014 en la residencia más alta del mundo occidental.

La referencia a Alvar Aalto es en sí misma una marca de prestigio, siendo que el arquitecto finlandés (1898-1976) fue el único de la segunda generación del Movimiento Moderno en obtener el reconocimiento de "maestro", a la altura de los grandes maestros de la escuela modernista como Le Corbusier, Gropius o Mies van del Rohe.

 

 

Deja un comentario

More