Buscar

Secretos del tempismo perfecto

Secretos del tempismo perfecto

Text: Editores Buro 24/7


 

¿Existe el momento justo para hacer deportes o comer? Pues sí, y hacer la diferencia, más que estar concentrados en el cómo hacer, es lo que se llama tempismo. Y aunque las librerías están llenas sobre títulos sobre wellness y manuales sobre cuál es el mejor ejercicio y adecuado para ti y "cómo hacer" para tener una vida en armonía o ser una persona de éxito, pocos -o acaso ninguno- repara en eso del tempismo: cuándo salir a correr, cuándo comenzar una dieta, cuándo cambiar de trabajo, cuándo descansar.

El vocero de ese tempismo perfecto es  Daniel Pink, autor de seis libros y cuyo último título es When. Los secretos de la ciencia para elegir el momento justo, celebrado como el mejor libro de 2018 por Amazon y por distribuidores online mundiales.

Pink fue escritor de discursos del vicepresidenge de Estados Unidos Al Gore, además de experto en motivación; su charla en TED, 'The puzzle of motivation", acumuló más de 20 millones de visualizaciones.

En su último libro, Pink se encargó de demostrar, a través de varias pruebas científicas y estudios mundiales, que el momento justo para hacer las cosas de verdad existe.

Porque la suerte, y muchas otras actividades, llevan reloj. Se trata de saber mirar la hora.

En cuanto al deporte, Pink demostró que los ejercicios de la mañana con el estómago vacío hacen perder peso -se puede quemar un 20% de grasa más que en otro momento- y que deportes como nadar o correr y hasta salir a caminar con el perro mejoran el humor. Ello, si se hace en la primera hora de la mañana.
El propio metabolismo y las hormonas, gracias al deporte realizado durante la mañana, refuerzan los músculos, así como la testosterona alcanza sus picos en las primeras horas del día.

El deporte practicado a última hora de la tarde o a la noche garantiza sin embargo menos riesgos de lesiones o una mejor performance. El cuerpo tiene menos riesgos de lesiones musculares pues ya entró en fase precalentamiento hace horas y la temperatura corporal es más elevada. 

La tarde mejora la performance atlética a su vez, porque la función pulmonar parece ser más elevada, de acuerdo a datos estadísticos de récords olímpicos que el autor cita en su libro.

¿Y cuándo se debe comer? El desayuno es la comida más importante del día, irrenunciable para mantener el peso adecuado. Aunque quien se lo saltea no engordará, advierte Pink. 

Porque el almuerzo tiene su momento dorado, porque representa a su vez el mejor break del día. Pero tiene dos ingredientes clave: la autonomía y el alejamiento.  Es decir que lejos del ámbito de trabajo, acaso acompañado de un paseo. También puede estar sucedido de una siesta de 25 minutos entre las dos de la tarde y las tres.

La vida desarrollada en horarios precisos, que cuida el reloj biológico endógeno y los ritmos circadianos, es la que más saludable resulta en beneficio propio, dice el autor.

 

 

Deja un comentario

More