Buscar

Emilia Clarke, sincera sobre sus desnudos en GOT: "Fui presionada"

Emilia Clarke, sincera sobre sus desnudos en GOT: "Fui presionada"

Text: Editores Buro 24/7


Emilia Clarke habló por primera vez de manera franca acerca de los desnudos que protagonizó en Game of Thrones, la popular serie de HBO que la catapultó a la fama, al revelar que fue obligada por sus jefes a realizarlos, a pesar de su incomodidad.

La actriz inglesa que dio vida a Daenerys en la serie, cuyo último capítulo se emitió en mayo último y dejó en la desolación a millones de fanáticos en todo el mundo, confió ahora que tuvo "varias discusiones" con los productores acerca de la necesidad de salir completamente desnuda. Y que el argumento de ellos era: "No querrás decepcionar a tus seguidores...", contó Clarke en el programa de podcast Armchair Expert, presentado por el actor Dax Shepard.

De 33 años, no es la primera vez que la actriz habla de los desnudos en la serie, que comenzó a rodar cuando tenía 22.

Lo hizo a comienzos de año, cuando Clarke reveló en una entrevista a The New Yorker que sufrió dos aneurismas en pleno rodaje de la primera y segunda temporada, y que la presión por cumplir las expectativas la ponía nerviosa, al borde del llanto.

Parte de su incomodidad, contó, era estar completamente desnunda en un set lleno de gente a su alrededor.

"En el primer episodio aparecí desnuda y a partir de ahí siempre me hice la misma pregunta: 'Haces de una mujer fuerte y, sin embargo, te quitas la ropa. ¿Por qué? ¿Cuántos hombres debo matar para demostrar mi valía?".

Y contó más: "Me sentía como que flotaba en la primera temporada. No tenía ni idea de lo que estaba haciendo. No sabía qué debía hacer. Desconocía qué se esperaba de mí (...). Si algo me hacía sentir mal, me iba al baño a llorar y después volvía para hacer la escena".

En la entrevista dada a conocer este último martes, Clarke dio a entender que esa situación no volvería a pasarle: "Ahora soy más sabia y sé con qué cosas me siento más cómoda".

En aquel tiempo, señaló, la cantidad de escenas de sexo y con desnundos le resultó "abrumadora".

Porque, según la actriz, los desnudos no estaban contemplados en el contrato. "Acepté el trabajo y después ellos me mandaron los guiones. Al leerlos fue como: 'Oh, aquí está la trampa". Y la razón por la que decidióavanzar fue porque estaba recién egresada de la escuela de actuación y buscó entenderlo como un trabajo.

En cuanto al actor Jason Momoa, que interpretaba a Khal Drogo, su marido en la primera temporada, Clarke expresó su agradecimiento y cariño. Ambos mantienen una amistad fuera de la pantalla, y se profesan palabras de admiración y afecto en redes sociales, donde incluso publican fotos juntos en ocasiones especiales, como sus respectivas fiestas de cumpleaños.

Las escenas con Momoa, dijo, fueron "maravillosas", pues el actor le proponía hacer aquello con lo que se sintiera cómoda.

Pese a lo difícil que fue emocionalmente para ella hacer aquellas escenas, Clarke concluyó: "La respuesta corta es 'no, no cambiaría nada".

 

 

 

El 19 de mayo pasado, a pocas horas de la emisión del último capítulo de GOT, Clarke se despidió de su personaje y de sus fanáticos con un emotivo mensaje, que daba a entender la importancia que la serie tuvo en su vida.

"El capítulo como la Madre de Dragones ha abarcado gran parte de mi vida adulta. Esta mujer ha tomado todo mi corazón. He sudado en el fuego del dragón, derramado lágrimas por los que dejaron muy pronto nuestra familia, se me secó el cerebro tratando de hacer justicia a las palabras magistrales y acciones de Khaleesi", escribió en Instagram,

Sobre sus seguidores, agregó: "Les debo tanto, por su mirada a lo que hemos hecho y lo que hice con un personaje que ya estaba en los corazones de miles antes de que me pusiera la peluca plateada de los sueños. Sin ustedes no hay un nosotros".

 

Deja un comentario

More