Buscar

Ellen DeGeneres pide perdón pero la investigación de Warner Bros. avanza

Ellen DeGeneres pide perdón pero la investigación de Warner Bros. avanza

Text: Editores Buro 24/7


Es un secreto a voces y "de conocimiento común" en Hollywood que Ellen DeGeneres trata a las personas "horriblemente" y ahora sus jefes de la Warner Bros. Tienen la enorme tarea de hacer frente a las repercusiones y consecuencias para mantener a flote lo que hasta ahora había sido una lucrativa alianza comercial.

Esa "cultura tóxica" que se vivía en el show de Ellen, una de las presentadoras más carismáticas de la televisión de Estados Unidos, hizo reaccionar ahora a la artista, de acuerdo al sitio de espectáculos Page Six, al que fuentes cercanas a ese show dijeron DeGeneres culpó a sus productores ejecutivos por tergiversando quién es realmente.

La crisis que vive la presentadora y Warner Bros. Coincidió con el pedido de disculpas por parte de la estrella, el viernes último.

 

 

 

"Todos tenemos que ser más conscientes de la forma en que nuestras palabras y acciones afectan a los demás, y me alegra que me hayan llamado la atención de los problemas en nuestro programa. Prometo hacer todo de mi parte para continuar exigiéndome a mí misma y a todos los que me rodean para aprender y crecer", dijo Ellen en un mensaje enviado a los empleados de su show.

El pedido de disculpas ocurrió luego de que Warner Media inició una investigación sobre el ambiente tóxico que rodea al programa, de acuerdo a las acusaciones.

La carta de Ellen, de 62 años, es una mezcla de reconocimiento de errores y pedido de disculpas y es la primera respuesta de la conductora a la delicada situación a la que se enfrenta, luego de que se hicieran públicas revelaciones y comentarios de exempleados acerca de amenazas, actitudes racistas y el ejercicio de la cultura del miedo dentro del show. Esas divulgaciones escalaron tan alto que a comienzos del mes pasado la producción debió salir a desmentir rumores sobre una eventual cancelación del programa.

Todo comenzó en marzo, cuando el cómico Kevin T. Porter creó un hilo en Twitter en el que proponía a los usuarios de esa red que compartieran "historias alocadas" sobre el supuesto maltrato de la conductora a sus empleados. La propuesta estaba acompañada de una promesa, que consistía en que haría una donación al banco de alimentos de Los Angeles por cada una de esas historias.

Lo que siguió fue una catarata de respuestas, que contaban obsesiones de la presentadora, como la pretensión de DeGeneres de que todo aquel que se dirigiera hacia su persona llevara una máscara -preferentemente a un chicle- para evitar que le llegara un supuesto mal aliento.

En la carta que la presentadora envió a sus empleados, revelada por el portal de entretenimiento E! News, DeGeneres aseguró que la actitud de sus productores no representa cómo ella es en lo personal, pero asume la "total responsabilidad", ya que el show lleva su nombre.

No obstante, no todos creyeron la disculpa de la comediante, pues sostienen que en realidad no pide perdón, sino que en su lugar señala a los trabajadores para quitarse la culpa.
"Ella creó ese ambiente tóxico. La gente que hablaba era específica sobre su propio comportamiento vil hacia ellos. No solo su personal o las personas que la rodean", escribió un usuario.
 "Dijiste que asumiste la responsabilidad porque tu nombre está en el programa, pero luego arrojaste a tus productores debajo del autobús", acusó otro.

"Todos saben que Ellen es mala e increíblemente difícil. Ahora que Warner ha iniciado una investigación, hay muchos empleados que presentan cuentas que no pueden ser ignoradas", dijo una fuente Hollywood le dijo a Page Six.

"Esto pone a Warner en una posición difícil contractualmente con Ellen", agregó la fuente. 

 

 

Deja un comentario

More