Buscar

Megxit, el nombre del nuevo escándalo real que enfureció a Isabel II

Megxit, el nombre del nuevo escándalo real que enfureció a Isabel II

Text: Editores Buro 24/7


Isabel II de Inglaterra está "furiosa" con la decisión que tomó su nieto el príncipe Harry y su esposa, Meghan, de alejarse de la familia real y llevar una vida por separado y el nuevo escándalo real tiene nombre: Megxit (un juego de palabras entre el nombre de la duquesa y "exit", salida, que recuerda a la controversia del Brexit, y la salida de Reino Unido de la Unión Europea).

No ofendió tanto a la soberana -explicaron varios comentaristas- el deseo y determinación de los duques de Sussex de emanciparse y ser "financieramente independientes" y tampoco su deseo de alternar residencia entre el Reino Unido y Canadá.

Lo que de verdad molestó a la monarca y Carlos, príncipe de Gales, y a su hijo, el príncipe William, es que la noticia del anuncio les llegó por la televisión, al mismo tiempo que el resto de los súbditos.

 

 

 

La soberana y los dos herederos al trono, Carlos, segundo en la línea, y William, tercero, se sienten "traicionados" por la pareja.

"Pretendemos dar un paso atrás en nuestro papel de miembros sénior de la familia real y trabajar para ser económicamente independientes, a la vez que continuará nuestro pleno apoyo a su majestad. (...) Planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte y seguir cumpliendo con nuestros deberes respecto a la reina, la Commonwealth y las organizaciones de nuestro patronazgo. Este equilibrio geográfico nos permitirá educar a nuestro hijo en el aprecio a la tradición real en la que nació, a la vez que aportará espacio a nuestra familia para enfocarnos en un nuevo capítulo", dijeron en un comunicado el miércoles a última hora.

El malestar tiene matices, según se quiera ver: expertos citados por medios locales dijeron que los miembros de la familia real se sienten "very upset" ("muy irritados"), en una equivalencia literal al español, o directamente "furiosos", como funcionaría una traducción más cercana de las formas de la corte al lenguaje llano.

El anuncio fue unilateral y sin ser acordado ni tan siquiera con la reina Isabel.

 

 

 

Luego de año convulso con roces con los medios de comunicación, la pareja se blindó más en los últimos meses. En su gira por Africa, los duques de Sussex no resistieron la tentación de contar cuánta presión sentían por parte de la prensa, en especial Meghan y la persecución "despiadada" contra ella, y el propio príncipe Harry admitió que su relación con su hermano, el príncipe William, era algo diferente.

A la hora del anuncio de Harry y Meghan, la Casa Real emitió un escueto comunicado:

"Las conversaciones con el duque y la duquesa de Sussex están en una etapa temprana. Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero estos son problemas complicados que exigirán tiempo para su solución''.

En tanto, quedan dudas y en especial críticas hacia la decisión de los duques de ser "económicamente independientes", mientras nada se ha dicho de la asignación anual de más de dos millones de libras que los duques de Sussex reciben del dinero de los contribuyentes (por parte de la reina y a través del príncipe de Gales), y a los que no se mencionó que estén dispuestos a prescindir en su camino hacia la independencia, lo mismo que los costos de seguridad para la pareja y su pequeño hijo Archie.

 

Deja un comentario

More