Buscar

Kim Kardashian: ¿adiós al look sexy?

Kim Kardashian: ¿adiós al look sexy?

Text: Editores Buro 24/7


Kim Kardashian ya tiene su propósito para el año que viene: vestir de manera menos sexy.

Será el 2020 el año en el que la empresaria se dedicará a encarar la evolución de su estilo.

Madre de cuatro hijos, y con su carrera de abogacía en pleno curso, la influencer del clan mediático Kardashian está por decir adiós a los vestidos híper ajustados, que ponen en evidencia sus curvas.

Careful: Appearing on Australian talk show The Sunday Project, Kim said she wanted to present a real picture of her life. 'Him and I talked about that. It was something that was important to him, to show on the show. Because that's where he's at in his life,' Kim said

Así lo contó en un talk show de Australia el fin de semana pasado, The Sunday Project.

Detrás de esa decisión está la mirada de su marido, el rapero Kanye West, contó Kim a la presentadora Lisa Wilkinson.

En la entrevista contó que ha discutido con West por su forma de vestirse, en particular por el look que llevó en la Met Gala 2019, cuando lució un infartante vestido adherido a sus curvas, color champán y firmado por Thierry Mugler, con un escote de vértigo que nada dejaba a la imaginación.

 

La discusión ocurrió durante un envío del reality de la mediática, Keeping Up With the Kardashians, en el que su marido cuestionó que en aquella ocasión su esposa estaba demasiado sexy.

"Es totalmente natural que marido y mujer estén en esa situación, como en distintos lugares en la vida y tengan diferentes ideas acerca de las cosas, tener desacuerdos sobre cosas de ese tipo", contó.

Y eso es precisamente lo que quería mostrar a su público, dijo, una versión real y honesta de su vida de pareja.

"Es cómo te comprometes y cómo llevas las cosas lo que creo que realmente moldea nuestra relación", dijo durante la entrevista.

En el reciente envío emitido, West reclamó a su esposa que aquél vestido era "demasiado sexy" y que eso lo afectaba.

"Tú me construiste como esta persona sexy y segura y todo lo demás, y solo porque tú estás en otra etapa de transformación no quiere decir que esté en el mismo sitio que tú", le respondió Kim.

La razón por la que ese momento fue compartido con el público, contó, se debió a que no quería solo dar una versión de Instagram perfecta acerca de su vida.

 "Me di cuenta de eso sola. Me di cuenta de que no podría mirar Instagram con mis hijos sin que la desnudez asomara siempre desde mi feed", dijo también Kardashian al New York Magazine

Algo de culpa deslizó en ese descubrimiento: "Seguramente contribuí a crear todo esto. Una de mis portadas icónicas fue la de Paper Magazine, cuando me ajustaba el vestido".

Otra de las razones por las que buscará modos de vestir más sobrios se debe a sus visitas a la Casa Blanca, donde ha promovido su proyecto a favor de presos con penas leves, y donde se reunió más de una vez con el presidente estadounidense, Donald Trump.

"Pensé, OK, estoy acá en la Casa Blanca, y al día siguiente estaré publicando una selfie con un bikini", contó.

Cuando se dio cuenta de eso, también, dijo esperaba "que nadie viera ese post porque debía regresar allí la semana siguiente".

Aunque cambie su estilismo, Kim Kardashian se dijo consiente de ser lo mismo un sex symbol.

"Veo todo lo que conquisté. Mi vida me gusta. El otro día alguien me dijo: '¿cómo es ser tú?' 'Es maravilloso', respondí.

De 39 años, la estrella de Keeping Up With the Kardashians también se cuestionó la intensidad de sus apariciones mediáticas.

"Soy de aparecer y comparto excesivamente cada movimiento que hago en las redes sociales", dijo. Aunque no quedó claro si eso le sigue resultado cómodo o se decidirá a cambiar también el estilo de su feed. ¿Veremos a partir de ahora una Kim más recatada?

 

 

Deja un comentario

More