Buscar

Carlos de Inglaterra, "furioso" con sus hijos

Carlos de Inglaterra, "furioso" con sus hijos

Text: Editores Buro 24/7


 

Carlos de Inglaterra está "furioso" con sus hijos, los príncipes William y Harry, desde que este último pusieran fin a los rumores que sostenían que existía una distancia entre ambos hermanos, y confirmara que en verdad "apenas" se ven y que llevan caminos por separado.

De acuerdo al periódico Daily Mail, la confirmación de que William y Harry no llevan adelante la relación estrecha, para Carlos de Gales "debilita por completo" la tarea de la monarquía británica y en particular los esfuerzos de los últimos meses en el exterior, de acercar posiciones en algunos frentes.

La semana pasada el hijo mayor de la reina Isabel II y heredero al trono asistió a la entronización del emperador de Japón, Naruhito. El príncipe William y su esposa Kate viajaron a Pakistán para estrechar lazos. Y semanas atrás el príncipe Harry y su esposa Meghan visitaron Africa. Todo ese trabajo, para el primogénito de la soberana, ahora se ve opacado por las declaraciones de los duques de Sussex el pasado domingo, en la entrevista Harry y Meghan: Un viaje africano.

El documental fue grabado recientemente por la cadena ITV británica, durante el viaje oficial del príncipe Harry y su esposa a Africa.

En ella, el hijo menor de Carlos de Inglaterra Lady Di reveló que "apenas" se ve con el príncipe William, confirmando las versiones de medios británicos, que afirman desde hace un año que los hermanos están distanciados.

 

 

 

Ese distanciamente, dejó entrever Harry, se debe a las distintas funciones que cada uno tiene  dentro de la corona y el modo diferente de trabajar.

"No nos vemos tanto como solíamos hacerlo, porque estamos muy ocupados, pero lo quiero mucho. Como hermanos tenemos días buenos y días malos", dijo el duque de Sussex.

Según el diario The Sun, Carlos de Gales está preocupado por su hijo menor pero también enojado, pues siente que siempre fue un apoyo en la relación de Harry con Meghan, y no ha sido correspondido. Y cita que tiempo atrás la duquesa de Sussex canceló una reunión con él a último momento, o el hecho de que la pareja no visitara a Isabel II en Balmoral el último verano.

 

 

 

 de la misma manera en la que lo estuvo en su momento por Diana de Gales, su entonces esposa. Al parecer Carlos está algo enfadado porque siempre ha sido un firme apoyo de Enrique y Meghan Markle, pero hay gestos de su nuera que no le gustan, como que ella canceló una reunión en el último minuto con él, o que en verano no acudieran a visitar a la reina en Balmoral. Según ese mismo medio, Enrique no se habría sentido tan apoyado por los Windsor en su relación con Meghan como creen que lo estuvo Guillermo cuando se casó con Kate. 

Las declaraciones de Meghan Markle en esa entrevista también generaron irritación, en particular el hecho de que ella declarara que es  "insoportable" la presión que sienten.

"Nunca pensé que esto sería fácil, pero pensé que sería justo y esa es la parte que es realmente difícil de entender. Cuando la gente dice cosas que son falsas y se les dice que no son ciertas, pero se les permite decirlas, resulta muy duro", declaró.

Se refería a la presión mediática de un sector de la prensa sensacionalista británica. Semanas atrás, se anunció una acción legal que los duques de Sussex decidieron emprender contra algunos medios, por los constantes ataques hacia Meghan Markle, y la publicación y aparente alteración de una carta que la esposa del príncipe Harry envió a su padre, Thomas Markle.

"Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa víctima de las mismas fuerzas poderosas. He visto lo que sucede cuando un ser querido se convierte en mercancía hasta el punto de que ya no se les trate como a seres reales", escribió el príncipe en un comunicado, dos semanas atrás.

Lo que sucede por estas horas en los palacios de Buckingham, Kensington, Clarence House y Frogmore Cottage -residencias de Isabel II, los duques de Cambridge, el príncipe Carlos y los duques de Sussex, respectivamente- es por demás una incógnita. Aunque hay razones para pensar que la presión "insoportable" a la que se refirió Meghan el domingo último no cedera y tampoco será más soportable.

 

Deja un comentario

More