Buscar

EL EFECTO THE CROWN INQUIETA A CARLOS Y BUCKINGHAM PALACE

EL EFECTO THE CROWN INQUIETA A CARLOS Y BUCKINGHAM PALACE

Text: Editores Buro 24/7


El "efecto The Crown" se está haciendo sentir en la corte. 

El retrato de la tumultuosa unión de Carlos de Inglaterra y Diana Spencer, que surgió en la cuarta temporada de la ficción de Netflix, y que incluye un relato poco gratificante del romance con Camilla, está arrinconando al Palacio de Buckingham. 

Los colaboradores de la reina Isabel II no pueden dejar de preocuparse por la repentina emergencia y las evidentes repercusiones en la imagen pública de su primogénito, el príncipe de Gales y de su esposa Camilla.

Lo que más preocupa a la corte de la reina es que en la serie Carlos, heredero al trono, es presentado como un hombre frío con Lady Di, a quien desprecia y le es infiel desde el primer momento de unirse en matrimonio con ella, instancia a la que llega sin conocerla, movido por el deber más que por el amor.

 

 

 

Así, fuentes reales acusan a la productora de explotar el dolor de la familia real para obtener ganancias financieras "presentando como hechos una versión retorcida de lo que ocurrió". 

El temor que se cierne sobre Buckingham Palace se relaciona con una posible caída

de la popularidad del heredero al trono de Inglaterra. De allí que la maquinaria real ya se activara, con la esperanza de dar con estrategias que le recuerden al pueblo británico quién es el verdadero Carlos.

Algo que han estado haciendo de manera incansable desde 1997, con la trágica muerte de Diana de Gales, cuando Carlos fue mal visto por los súbditos, a quien responsabilizaron por la infelicidad de la "reina de los corazones".

La crisis no podría haber llegado en un momento menos oportuno para la corte británica. 

Aparece justo cuando crecen rumores sobre una posible regencia por parte de Carlos, con la ralentización de los compromisos de Isabel, de 94. Pero también, en medio de los preparativos del Jubileo de Platino, en 2022, cuando la soberana cumplirá 70 años en el trono.

 

 

 

Llega justo, además, cuando la imagen de Carlos y de Camilla Parker Bowles parecía por fin rehabilitada.

 "Esto es un drama y un entretenimiento con fines comerciales, que se hace sin tener en cuenta a las personas involucradas", dijo una fuente al Daily Mail.

Por su parte, la biógrafa real Sally Beddell Smith dijo recordó que la serie "es una obra de ficción", cuyo nivel de "invención" creció con el correr de las temporadas.

"Si bien las temporadas anteriores fueron piezas de época, la cuarta temporada es historia reciente, por lo que parece más cruel en sus representaciones falsas".

 

 

Deja un comentario

More