Buscar

California prohíbe discriminar los cabellos

California prohíbe discriminar los cabellos

Text: Editores Buro 24/7


California decretó la prohibición de la censura a los cabellos, con la que partir de ahora se convierte en el primer estado de Estados Unidos en sancionar una norma que pena toda discriminación ligada a los peinados afro, se trate de rizos naturales, trenzas o dreadlocks, en particular cuando forman parte de la identidad cultural de la persona.

La ley prohíbe a las escuelas y empleadores, en el ámbito público o privado, la imposición sobre estudiantes o dependientes de llevar peinados lacios. 

La norma, sancionada la semana última, es conocida como Crown (Corona), que obedece a la sigla Creating a Respectful and Open Workplace, que equivale a "crear lugares de trabajo respetuosos y abiertos".

Y el espíritu que la resume es la declaración del gobernador Gavin Newson, quien aseguró a la prensa local al sancionarse la ley que las discriminaciones de ese tipo tienen consecuencias sanitarias y económicas muy graves.

Y recordó que "en una socidad en la que el cabello históricamente es uno de los factores que determinan la etnia de las personas".

"La discriminación ligada al peinado es una forma de discriminación racial. La historia de nuestra nación está lla de leyes y normas sociales que identifican el ser negro y los rasgos sociales, como la piel oscura o el cabello rizado, como una marca de inferioridad", recordó Newson.

El rizado propio de la etnia afroamericana tiene una marca que en el continente europeo o en otras partes del continente americano no la tiene. Mientras allí es considerado una decisión estilísitica, como la de usar un jean o no, en muchos sitios de Estados Unidos es un rasgo que desata discriminación.

Michelle Obama, durante su época de primera dama, llevó durante toda su estancia en la Casa Blanca el cabello lacio. Lo mismo sus hijas Malia y Sasha. ¿Acaso porque comunicaban una imagen más fácil de aceptar para el pueblo estadounidense?

Son varias las figuras del espectáculo que en sus apariciones públicas escondieron su cabello rizado, como las cantantes de jazz Ella Fitzgerald y Billie Holiday: no ocultaban su cabello ondulado pero lo aplacaban llevándolo cortísimo.

Más tarde, Donna Summer alternó lacio y rizado, mientras que Tina Turner llevó mucho tiempo el cabello estirado o postizo.

Holly Mitchell, la senadora afroamericana por el estado de California relatora de la ley lo explicó así a los congresistas, en declaraciones recogidas por la prensa local:

"Muchos empleados negros de vuestro staff, si tuvieran la oportunidad, les dirían que adecuarse a aquello que la sociedad considera 'imagen profesional' a la par de tratar de proteger su salud y la integridad de sus propios cabellos es una fatiga paradojal, que define su experiencia laboral. Estamos en 2019. No es aceptable que un empleador me excluya, no por mis capacidades o experiencia, sino por mis cabellos".

 

 

 

 

 

Deja un comentario

More