Buscar

ADIOS A DIEGO ARMANDO MARADONA, EL DIOS DEL FUTBOL

ADIOS A DIEGO ARMANDO MARADONA, EL DIOS DEL FUTBOL

Text: Editores Buro 24/7


ARGENTINA Y EL MUNDO LLORAN AL ASTRO DEL FUTBOL MUNDIAL

Diego Armando Maradona murió este miércoles 25 de noviembre de 2020. El astro del fútbol argentino es desde ahora una leyenda eterna.

Medios argentinos dijeron que sufrió un paro cardio respiratorio en su casa en el barrio San Andrés, de la zona de Tigre, norte del Gran Buenos Aires. 

Los médicos que se acercaron para reanimarlo no pudieron contra su corazón, que dejó de resistir una vida llena de excesos y emociones.

Al morir este miércoles, Maradona recordó porqué con la pelota traspasó las fronteras de su país y del mismo fútbol. Las muestras de dolor en las calles de Buenos Aires fueron apenas una muestra de la honda herida que deja su partida; quizás nunca cicatrice.

El gobierno argentino del presidente Alberto Fernández decretó tres días de duelo nacional por la muerte del astro, además de la suspensión de los actos públicos de su agenda hasta el viernes. Además, puso a disposición de la familia los sitios institucionales más representativos, para llevar a cabo su funeral.

 

 

 

Los principales periódicos del mundo se hicieron eco de la noticia en sus sitios.

"Diego Maradona, one of the greatest footballers of all time, dies aged 60" ("Diego Maradona, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, muere a los 60 años"), escribió el periódico inglés The Guardian, al recordar que Maradona anotó el famoso gol "La mano de Dios".

Fue el gol decisivo en el triunfo de la Argentina contra Inglaterra por los cuartos de final de la Copa Mundial de Fútbol de 1986, en el Estadio Azteca de la Ciudad de México.

Fue el día que Maradona se convirtió en ídolo, llevando alegrías a un país que aun tenía las heridas abiertas por la guerra de Malvinas, en la que Reino Unido en 1982 hizo prevalecer su colonialismo sobre esas islas en el Atlántico Sur, fuera de su jurisdicción marítima.

La BBC también se sumó a los demás medios y escribió: "Uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, Diego Maradona llevó a Argentina a la gloria de la Copa del Mundo en 1986".

"Ha muerto Diego Armando Maradona, el más grande futbolista de todos los tiempos. Diego hizo soñar a nuestro pueblo y rescató al Napoli con su genialidad. Desde 2017 era ciudadano honorario de esta ciudad", recordó el alcalde de Nápoles, Luigi de Magistris.

 

 

 

"La Argentina es un país maradoneano: excesivo, genial, autodestructivo, superviviente, vanidoso, depresivo y siempre contradictorio. No es fácil saber si la Argentina es la metáfora de Maradona o Maradona la metáfora de la Argentina", apuntó hace algunos años el siempre inspirado periodista español Santiago Segurola. Nadie como Maradona para representar el insondable ser nacional. Él resumía las miserias y los bordes de humanidad; capitán de las alegrías, culpable de los duelos, escribió el periodista Cristian Grosso en el diario argentino La Nación.

Una semana después de su último cumpleaños, el astro argentino había sido operado con éxito de un edema cerebral. El país celebró entonces otra resurección de su máximo héroe, con una salud deteriorada por décadas de autodestrucción.

 

 

 

Maradona superó su condición de deportista. De modo inusual para un ídolo, no dudó en ser políticamente incorrecto. Le pidió al papa Juan Pablo II que vendiera el oro del Vaticano para luchar contra el hambre en el mundo. Insultó a los italianos cuando abuchearon el himno argentino durante el Mundial de Italia de 1990.

En sus declaraciones a la prensa, mostró como pocos su habilidad y creatividad con las palabras, al lanzar frases que descolocaban a los periodistas.

"Le toma la leche al gato", "se le escapó la tortuga", son algunas de las que serán recordadas.

Había nacido el 30 de octubre de 1960 en Villa Fiorito, suburbios de Buenos Aires, en el seno de una familia repleta de carencias.

El astro del futbol inglés Gary Lineker, también goleador del Mundial de México de 1986, elogió a Maradona como rival y jugador, al despedirlo en Twitter.

"Reportan de la Argentina que Diego Armando Maradona ha muerto. Por lejos el mejor jugador de mi generación y el mejor de todos los tiempos. Después de una vida bendecida pero complicada, quizás encontrará algo de consuelo en las manos de Dios. #RipDiego".

Años atrás, el jugador contó que estuvo a punto de aplaudir a Maradona en el campo de juego, pero se contuvo.

"Fue la primera vez en mi carrera que estuve a punto de aplaudir en el campo, pero para el otro equipo, porque fue tan bueno... Si no hubiera sido un partido tan importante, lo habría hecho. No se puede marcar un gol así. Quizás haya sido el partido más famoso. Diego marcó los dos goles más famosos de la historia, por razones diferentes. El primero yo no lo vi, estaba en otro lado del campo,  fue la Mano de Dios. Pero el segundo, para mí, es el mejor de todos los tiempos".

 Este miércoles, "lo lloran los Cebollitas donde se animó a soñar en grande. Lo llora Argentinos Juniors donde no solo es nombre del estadio sino el mejor ejemplar de un molde que genera orgullo", escribió el periódico Clarín. 

"Lo llora Boca y toda la pasión que unió a un vínculo que fue mutando pero conservó el amor genuino. Lo llora Nápoles, su altar maravilloso en el que con una pelota cambió la vida de una ciudad para siempre. Lo lloran también Sevilla, Barcelona y Newell's, que infla el pecho por haberlo cobijado", agregó el diario más importante de Argentina.

Su vida llena de excentricidades incluyó una entrevista a sí mismo, durante el programa que condujo en 2005, "La noche del Diez".

Ahí, un Diego de traje le pregunta a otro de playera qué frase elegiría el día de su muerte. El Diego de playera contestó:  "Gracias por haber jugado al fútbol, gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad, es como tocar el cielo con las manos. Gracias a la pelota". ¿Y en su lápida? "Pondría una lápida que diga: gracias a la pelota".

Algo semejante a lo que este miércoles cientos de miles alrededor del mundo escribieron en redes sociales, desbordadas con la noticia de su muerte: "Gracias, Diego".

 

 

 

 

Deja un comentario

More