Buscar

Lucy Boynton vuelve a decantarse por el doll style

Lucy Boynton vuelve a decantarse por el doll style

Text: Editores Buro 24/7


 

No es la primera vez que Lucy Boynton inspira estilismos de cuentos de hadas o fantásticos, que mezclan inocencia con sofisticación.

Ahora su aura etérea recordó al personaje de Violetta Beauregarde, una de las niñas de la novela La Fábrica de Chocolate, de Rohald Dahl, llevada al cine por Gene Wilder, en 1971, y por Tim Burton, en 2005, con Johnny Depp en el personaje principal de Willy Wonka.

Violetta, toda una campeona a la hora de masticar goma, tiene su momento mágico en la historia cuando prueba una goma de mascar experimental que encierra en sí misma todos los sabores del mundo, hasta que llega el dulce, y entonces se infla y adquiere una coloración con esfumados lavanda en el rostro.

En ese personaje es que se inspiró el make-up artist Jo Baker para el último maquillaje difuminado para Lucy Boynton para la fiesta de la casa Ferragamo, el pasado fin de semana en Toronto. Lo llamó Parma Violetscomo los caramelos homónimos.

El lavanda, de hecho, es un tono que ya experimentó la pareja del actor Rami Malek, ganador de un Oscar como Mejor Actor por su trabajo en Rapsodia Bohemia. Además, parece ser el estilo por el que se decanta la actriz estadounidense.

En los párpados llevó una sombra pura, ligeramente esfumada en el interior y con un delineado en la línea inferior del ojo. La máscarta, espesa, le dio un aspecto intrigante, junto con la aplicación del mismo tono en las cejas y pestañas, estas últimas perfectamente abiertas y arqueadas, con efecto de muñeca.

 

 

 

Los labios, con abundante gloss, fueron enfatizados con iluminadores en sus contornos.

El lavanda y sus derivaciones de morados más o menos intensos no destacan solo en las rubias, sino que pueden aportar lo suyo en tonos de piel y cabello castaños, especialmente si los ojos son claros, porque exaltan la profundidad de los verdes.

El problema del doll style se presenta si se tienen ojeras demasiado pronunciadas y con pigmentación morada. En ese caso, el primer gran aliado deberá ser el corrector: primero uno naranja para eliminar esa coloración y luego uno más claro para aportar luz. Entonces sí, a darle rienda suelta al sueño encantado.

 

 

Deja un comentario

More