Buscar

Marc Jacobs invita a tener una mirada inclusiva del makeup

Marc Jacobs invita a tener una mirada inclusiva del makeup

Text: Editores Buro 24/7


"Soy decididamente una persona visual". Palabra de Marc Jacobs, uno de los diseñadores más vanguardistas y rupturistas de la última década, devenido además en todo un makeup artist desde el confinamiento a raíz del coronavirus. Y su pasión por el maquillaje y los colores los ha trasladado decididamente a la mirada, con tutoriales que suele compartir en su perfil de Instagram.

"Adoro los rubores pero me doy cuenta de que el makeup de ojos tiene algo especial, quizás porque en los ojos está la verdadera expresividad del rostro. Se puede tener una conversación solo con ellos", sostiene el diseñador neoyorquino.

 

 

Al punto que el diseñador se ha volcado con igual fervor que con su marca de indumentaria a la de maquillaje, Marc Jacobs Beauty, para la que trabaja codo a codo con su embajadora global, Sarah Tanno.

En el mes del Pride, el estilista es otra vez una fuente de inspiración en materia de belleza, con su visión inclusiva del makeup.

"No puedo separar moda de belleza. Son formas expresivas e instrumentos en nuestras manos. No importa qué se es o qué se tiene para dar. Adoro el maquillaje porque creo que es una forma de expresar el amor por uno mismo", dijo en una entrevista reciente.

Dos tips a tener en cuenta

Cejas y pestañas: imposible equivocarse, si se concentra el acento del maquillaje en ellas. Y en eso se concentra su nueva Mascara At Lash'd, de efecto alargador, volumizante, extra negra, vegana y de larga duración.

El truco es aplicarla en forma zigzag, dice el estilista, para luego repasar. El efecto, el de unas pestañas sixties. Funcionan como un vestido con glitter y su poderoso efecto "mírame", opina.

 

 

En cuanto a las cejas, por tratarse de "el marco del rostro", alcanza con darles estructura y densidad. Para ello el diseñador lanzó Brow Wow Duo, con un extremo de lápiz de precisión y del otro un gel. Sirve para delinearlas, peinarlas y luego fijarlas ("me siento desnudo si nos las acomodo").

 

 

Mirada dramática: el color es un imperativo para el diseñador, y para ello no hay mejor aliado que el eyeliner. "Amo el azul, los verdes y morados", aclara. Son colores muy expresivos, destaca, porque se pueden aplicar tan solo con los dedos, sin brochas. El morado, sugiere, puede ir en el ángulo del ojo. Y luego el eyeliner, que en palabras de Jacobs es el equivalene a un vestido negro, "va con todo".

Cat eye, alado, pop art, bold. El desafío está en bordear la mirada y esculpirla.


 

Deja un comentario

More