Buscar

Los cosméticos "sin", nuevo pilar del universo beauty

Los cosméticos "sin", nuevo pilar del universo beauty

Text: Editores Buro 24/7


Imágenes: Harper y Beautycounter, vía Instagram

Con menor impacto ambiental y sin productos químicos, o por lo menos sin presencia de ingredientes tóxicos o contaminantes. Y con etiquetado de transparencia, con la lista de principios activos. Y si es cruelty free, mejor.

Son algunas de las demandas que pretendemos en la nueva generación de cosméticos y productos de belleza.

Le llaman la "cosmética clean", más amiga del medio ambiente y también mejor para a propia piel, a la que cada vez las marcas prestan más atención.

Porque la tendencia de los consumidores es la de apuntar a productos sin sustancias sospechosas, con ingredientes naturales, como los provenientes de frutas y verduras.

Los analistas atribuyen esa tendencia al surgimiento de consumidores y productores activistas, indica un reporte Cosmetic &Toiltries Science applied.

Para la publicación, es la presión de clientes y la pasión de los productores las que en conjunto motorizan el sector de la beauty clean y lleva a algunas marcas a que abandonen viejas fórmulas, para abrazar nuevas que se acojan a las normas pero también al ideal de sostenibilidad.

Conducido por los consumidores y los pequeños productores empeñados en el medio ambiente, el universo clean se basa en pilares que asoman como irrenunciables, como la seguridad, la sostenibilidad, ética y transparencia, dice la publicación.

Entre las marcas que destaca el medio está Beautycounter, marca estadounidense fundada en 2013 por Gregg Renfrew, que trabajaba para Martha Stewart.

 

 

La empresa, que vende solo online, creció su facturación en un 23% durante 2018, con ventas por 320 millones de dólares.

"Es la más grande marca nativa digital y además la de mayor renombre", escribió la publicación, al destacar que el año pasado envió representantes al Capitolio, en Washington, para presionar e impedir que ingredientes considerados dañinos fueran usados en el campo de la cosmética y el tratamiento de personas.

Esa nueva forma de activismo representa un creciente interés hacia el principio de precaución hacia ingredientes desconocidos, al igual que a procesos de producción con un fuerte impacto en la salud.

 

 

 

Beautycounter cuenta, además, con una The Never List, con más de 1.800 ingredientes que jamás fueron utilizados en sus formulaciones, al contrario de otras marcas del sector.

A esas exigencias responde el programa "Clean at Sephora", por ahora solo disponible en Estados Unidos, con fórmulas de cuidado facial sin SLS, SLES, parabenos, formaldehído, ftalatos y aceites minerales".

De igual manera, dice el reporte, crece el éxito de la marca sostenible de origen indio Harper (+38%), que comercializa cosméticos naturales en cultivos propios en Champlain Valley, Vermoont. O Kopari +66%), con productos libres de sulfatos y parabenos, cruelty free, y otros de tipo vegano a base de aceite de coco cultivado en una pequeña plantación de la familia en Filipinas.

 

 

 

Los colosos comenzaron a prestar atención, alerta el reporte.

Como es el caso de Procter & Gamble y  Unilever, que tienen en marcha proyectos experimentales para el reciclado y reutilización de materiales, a partir de un sondeo que detectó que el 78% de los consumidores quiere marcas transparentes.

Y no faltan los productos desnudos, como los que prescinden de packaging.

Es el caso de la cadena Lush, que desde años vende barras de shampoo y jabones vegetales sin envoltorio, como la estadounidense HiBar, que hace poco lanzó el primer shampoo sólido en presentación barra.

Con todo, esos esfuerzos no bastan, como alerta un estudio de Nielsen, referido por la publicación.

Los productos "sin", no bastan. Lo que los consumidores reclaman son afirmaciones concretas, como "libre de sustancias químicas" o "sin ingredientes tóxicos".

 

 

 

 

Deja un comentario

More